Nacionales

Zhagui: La carretera ya está construida en el bloque 31 en medio de la selva

Compartir

Yasuní.-El miércoles 3 de Septiembre de 2013, fue la gran oportunidad para viajar y conocer el Gran Yasuní, ubicado entre las Provincias de Orellana y Pataza, ubicado en el nororiente del Ecuador narra Lizardo Zhagui Pérez.

De Cuenca al Coca recorrimos en vehículos 16 horas, para unirnos a la delegación en el muelle del Rio Napo, para luego  en botes que llegan a 70 kilómetros por hora aguas abajo durante 5 horas llegar a Nuevo Roca Fuerte, visitando a  comunidades asentadas junto al río, donde sus dirigentes se encuentran preocupados por defender sus terrenos de la invasión petrolera.

Doce comunicadores sociales tomamos la decisión de constatar de lo que se rumoraba sobre la construcción de una vía al interior del parque, en el bloque 31, donde no tenía que haber ningún tipo de intervención. Al respecto el presidente Correa decía que todo es especulación, acusaba a la prensa de mentirosa, al tiempo de afirmar que se trataba de una trocha.

En el recorrido se ve plataformas en todo el río, que llevan y traen maquinaria y tanqueros  que transportan combustible, se dice que son 70 gabarras, que hacen su trabajo hasta la unión de los Ríos Napo y Aguarico, límite con el Perú.

Al llegar a la Comunidad de Chiro Isla, conocimos a don Carlos Gutiérrez y a sus vecinos, nos brindan chica, se lamentan de lo que está sucediendo en el Yasuní, dice  “No aceptaremos  la destrucción de la selva, como ya ha ocurrido durante tantos años y no hemos tenido ningún beneficio, solo las compañías han sido las afortunadas, las ofertas de Correa son solo engaños”

El jueves 4 fue el día especial, porque el objetivo era llegar al interior del bloque 31, zona intangible, donde se decía que se había construido una vía. Aguas arriba del río Tiputine, afluente del Napo durante tres horas de navegar  llegamos al sitio Muyuna, caminamos cuarto de hora y se divisó la vía construida en medio de la selva. ! Que indignación!, tiene alrededor de unos 20mts de ancho en su parte alta, la mesa de rodadura unos 5mts., no hay problemas cuando se encuentran dos vehículos en sentido contrario.

Al  llegar al sitio mismo de la carretera fuimos detenidos por los militares, quienes solicitaron los permisos del Ministerio del Medios Ambiente y otros requisitos. Magali Orellana, Asambleista de la provincia de Orellana, se puso al frente, exigió sus derechos como representante de esa provincia, así como de dos Wauranis, dueños de sus tierras, para que la comisión avance en la inspección.

Pudimos realizar una serie de fotos y tomas de lo que habían destruido, se pudo ver que la zona de frente al rio Napo  se encuentra con todo tipo de seguridad incluido murallas para evitar la entrada de particulares y en especial la prensa.

Al regreso otra sorpresa, no aparecía el bote y sus conductores, los militares les habían llevado con rumbo desconocido, nuevamente la preocupación, porque la noche se venía, pero sabían que estuvo la prensa a la media hora aparecieron los detenidos. Muy preocupados de lo  constado regresamos a Nuevo Rocafuerte, nuestro refugio.

Pente Waiver, que labora en un proyecto turístico de vivencia, al ser preguntado sobre el proyecto de la explotación del petróleo en el Yasuní, reacciona molesto, dice. “ Señor Correa usted dijo que el Yasuní va ser conservado como reserva única del mundo, que paso, sus palabras son falsas, miente al pueblo del Ecuador y a nosotros que somos dueños de los terrenos por ancestros. Los ofrecimientos son los mismos, que hemos sacado con tantos años de explotación petrolera, siempre han sido engaños, déjenos vivir tranquilos con nuestra selva y animales, ya que son nuestros hermanos y vivimos en armonía. No se vaya contra su palabra. Nosotros somos guerreros y defenderemos la selva”.

Al día siguiente nos dirigimos a la unión de los Río Aguarico con el Napo, pudimos observar los destacamentos militares tanto del Ecuador como del Perú. Aguas arriba el Río Aguarico y la desembocadura del Río San Miguel se encuentra  la Reserva Ecológica Cuyabeno, también existen centros turísticos, lamentablemente sus aguas están afectadas por la contaminación de todo tipo de navegación.

Ya de regreso al Coca, nuestro compromiso fue difundir la realidad que está sufriendo la selva, hacer conciencia que hay que respetar a la naturaleza. Quizás esperar que el gobierno razone y cambie de actitud.

Sugerir que visiten el lugar y sientan en carne propia que un lugar emblemático va a ser devastada, por más que el gobierno diga lo contrario a través de los  mensajes e imágenes donde  utiliza a una madre y un niño que solo será afectada el 1×100, no debemos convencernos si no vemos la realidad. (Texto y fotos: Lizardo Zhagui Pérez.-COMUNICACIÓN ECUACHASKI SUR).

Related Posts

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com