Farándula

Ya sabemos por qué Meghan y Kate están enfrentadas

Compartir

(Por Diezminutos.es).- Hace unos días saltaba la noticia de que los Duques de Sussex se mudarán para formar su propia familia. Meghan Markle y el príncipe Harry dejarán el palacio de Kensington para vivir en la Frogmore House, una casa de campo adyacente al Castillo de Windsor. Lo harán a principios de 2019, diciendo adiós a su vida junto a otros miembros de la Familia Real como los Duques de Cambridge, Eugenia de York y Jack Brooksbank, los duques de Kent o los príncipes de Kent. Hasta hoy, parecía que el motivo de su traslado no era más que su deseo por formar su familia algo alejados del resto, sin embargo, según ha contado un amigo cercano a la pareja al periódico británico The Sun: “Kate y Meghan son personas muy diferentes. Realmente no se llevan bien”, y ahora ya sabemos cuál habría sido el detonante que hizo que ambas duquesas quisieran evitar vivir juntas.

La noticia no ha pillado del todo por sorpresa a los seguidores de la casa real británica, y es que su mala relación es algo que ya se rumorea desde hace tiempo pero ahora conocemos el motivo que les ha llevado a distanciarse y, por tanto, distanciar a sus maridos. Según han destacado en la prensa británica, los roces llevan surgiendo desde la misma boda de Meghan Markle donde Charlotte, la hija de Kate Middleton y Guillermo, fue parte del cortejo nupcial con un vestido a juego con la novia. La duquesa, que acababa de dar a luz al pequeño Louis, tenía otros planes y acabó llorando amargamente.

El motivo de la mudanza por tanto sería que Meghan no querría vivir puerta con puerta con Kate Middleton y el príncipe Guillermo, pese a que la información oficial del Palacio de Kensington asegura que el cambio de residencia se debe únicamente a querer facilitar los preparativos para recibir al bebé que están esperando los Duques de Sussex, explicando que Windsor es un lugar especial para ellos porque fue donde contrajeron matrimonio y donde se fotografiaron para anunciar su compromiso, del que hoy se cumple 1 año. Apenas dos meses después de su primera aparición pública, llegaba el anuncio de su compromiso, el 27 de noviembre de 2017.

Ahora se confirma que, aunque públicamente Kate y Meghan no han protagonizado más que duelos de estilo, su relación tampoco es tan idílica como parece. Una fuente de Daily Mail confirmó que Meghan es “algo inflexible y Harry se ha vuelto más dictatorial últimamente, lo que no está poniendo las cosas fáciles en palacio”, ni entre la familia ni los empleados.

Según la prensa británica, Meghan “opina” demasiado, no siempre se viste como manda el protocolo, quiere hacer cosas y hacerlas a su manera, algo con lo que el príncipe Harry está de acuerdo y no duda en apoyarla. Los mismos medios aseguran que “lo que Meghan quiere, Meghan lo tiene”. Así se lo habría advertido el Príncipe a su servicio. Un polémico carácter que ya se rumoreaba cuando la asistente personal de Meghan Markle anunciaba su renuncia al puesto tan solo 6 meses después de comenzar, y todo apuntaba a que los motivos no eran otros que ese mal carácter de la actriz.

Related Posts