Compartir

Bruselas.- (EFE). La presidenta de la Comisión Europea (CE), Ursula Von der Leyen, confirmó este miércoles que Rusia no ha solicitado a la Agencia Europea del Medicamento (EMA) una autorización para poder comercializar su vacuna Sputnik V en la Unión Europea (UE).

«No sabemos si en el futuro va a pedir una autorización de comercialización, pero de momento no lo ha hecho», dijo Von der Leyen, ante la confusión surgida al respecto en los últimos días.

La presidenta del Ejecutivo comunitario añadió que si Rusia pidiera el permiso «tendría que presentar todos los datos con los que cuenta y pasar todo el procedimiento de examen», como han hecho ya las farmacéuticas Pfizer-BioNTech, Moderna y AstraZeneca -que han obtenido el visto bueno de la CE para comercializar sus vacunas- y, desde ayer, Janssen, que pidió autorización a la EMA para su fármaco.

Aunque las autoridades sanitarias rusas no han solicitado una autorización formal para comercializar su vacuna, sí mantienen conversaciones con la EMA sobre una hipotética petición.

No obstante, Von der Leyen añadió un segundo elemento con el que se encontraría Rusia para vender su fármaco y es que Sputnik V «no se está produciendo en Europa» y, por tanto, precisó, «tendríamos que hacer inspecciones de los centros de producción» para garantizar que se cumplen los estándares de seguridad que establecen las autoridades comunitarias.

En este sentido, la presidenta de la Comisión subrayó que los productores en Europa «han tenido que tirar lotes de vacunas porque el proceso de producción no era estable y el rendimiento de seguridad no era el deseable».

Von der Leyen mostró algunas dudas sobre la vacuna rusa: «nos preguntamos por qué teóricamente Rusia sigue ofreciendo millones y millones de dosis mientas que ni siquiera está vacunando a un número suficiente de sus ciudadanos», comentó.

«Ese es un interrogante al que habría que dar respuesta», añadió.

(c) Agencia EFE