Política

Versión escrita de Rafael Correa sustentó la acusación a policías

Compartir

Quito.- (Diario EL UNIVERSO).- La tesis del presidente Rafael Correa respecto a que el 30 de septiembre del 2010 se produjo un intento de golpe de Estado se impuso durante la audiencia que juzga a trece policías por el supuesto delito de rebelión en el Segundo Tribunal de Garantías Penales de Pichincha.

Aunque la versión juramentado que el mandatario envió a la Fiscalía data del 25 de octubre del 2010, esta sí fue tomada en cuenta en el juzgamiento de los uniformados. Y se complementó con los testimonios que dieron, durante la diligencia que se extendió por más de tres semanas, otros funcionarios como el canciller Ricardo Patiño, los asesores presidenciales Gustavo Jalkh y Francisco la Torre y la asambleísta de Alianza PAIS Irina Cabezas.

Está previsto que esta semana se conozca el fallo del Tribunal, que el vienes anterior suspendió la audiencia hasta estudiar el expediente y dictar su fallo.

En su testimonio de siete páginas, Correa hace un relato de su vivencia del 30 de septiembre, cuando acudió al Regimiento Quito para intentar sofocar la protesta policial.

“Jamás imaginé que lo que se fraguaba era un golpe de Estado y que posteriormente derivó en un atentado cobarde en contra de mi integridad y de mi vida, al igual que la de varios de los ministros de Estado, asesores y colaboradores”, dijo.

Correa aseguró haber sido agredido por personas que participaban de la protesta y que se cubrieron el rostro con pasamontañas y camisetas.

Ya en el Hospital de la Policía y con el paso de las horas, agrega el presidente, se develó que intentaban “terminar con el Gobierno legítimamente constituido, sea a través de un golpe de Estado o de la comisión de un magnicidio, cosa que difiere de una simple protesta por reivindicaciones laborales”.

Durante la audiencia, el canciller reconoció a cinco de los trece procesados, incluyendo al policía Pedro Pablo Angulo, a quien la Fiscalía se abstuvo de acusar. Los otros son Andrés Solano León, Patricio Fuentes Flores, Álex López Cañizares, Fausto Iza Pallo, quienes recibieron dictamen acusatorio.

Durante el juzgamiento, los abogados de los acusados argumentaron que el 30 de septiembre hubo una protesta de carácter laboral que no reunió los elementos para convertirse en el tipo penal de rebelión.

Si bien las pericias ubicaron a sus clientes en el sitio ese día, no quiere decir que atentaron contra el poder constituido, dijeron. Además sostuvieron que los acusados son ‘chivos expiatorios’, ya que en la protesta participaron 500 policías.

Related Posts

Deja un comentario

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com