Internacional

Venezuela: liberan jefe de despacho de Guaidó y 4 diputados

Compartir

CARACAS (FABIOLA SÁNCHEZ.- AP) — Cuatro diputados, el jefe de despacho y un asesor del líder opositor Juan Guaidó y el director de un portal de noticias, que llevaban meses detenidos, fueron liberados horas después de ser indultados por el presidente Nicolás Maduro junto a varias decenas de presos, algunos de ellos congresistas.

La noticia generó posiciones encontradas en la oposición, alimentando las fricciones de cara a las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre mientras el oficialismo se fortalece y mejora su imagen internacional.

Los diputados opositores Renzo Prieto, Gilber Caro, Antonio Geara e Ismael León, el abogado Roberto Marrero y el asesor Demóstenes Quijada, ambos cercanos colaboradores de Guaidó, y el politólogo Nicmer Evans, director del portal opositor Punto de Corte, fueron excarcelados luego de pasar varios meses detenidos.

León, quien permanecía bajo arresto domiciliario desde enero, fue liberado el martes anunció su abogada Ana Leonor Acosta. “Seguimos esperando por las liberaciones de los demás presos políticos”, agregó en su cuenta de Twitter.

Horas después, Quijada y Evans, quienes fueron detenidos este año y permanecía arrestados en la sede capitalina de la Dirección General de Contrainteligencia Militar, también fueron excarcelados.

Los siete fueron indultados la víspera por Maduro junto a varias decenas de opositores, entre ellos el diputado Freddy Guevara, quien desde 2017 permanece refugiado en la residencia del embajador de Chile en Caracas luego que le abrieron un proceso judicial. Los indultos forman parte de un plan de “reconciliación nacional” y diálogo muy similar al que emprendió el mandatario izquierdista hace tres años y que no prosperó.

La medida fue aplaudida por el alto representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores, Josep Borrell, la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de las Naciones Unidas, Michelle Bachelet y el canciller argentino Felipe Solá.

Borrel consideró las liberaciones una “buena noticia” y dijo en su cuenta de Twitter que la medida es una “condición sine qua non para seguir avanzando en la organización de unas elecciones libres, inclusivas y transparentes”.

Asimismo, Bachelet indicó que valoraba la decisión como un “paso significativo” en favor de la apertura de espacios democráticos y una mejora de la situación de los derechos humanos en Venezuela.

Por su parte, el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, pidió a Maduro que “deje de lado la política” y libere a los seis ex ejecutivos venezolano-estadounidenses de la empresa petrolera Citgo, filial de la estatal Petróleos de Venezuela S.A., detenidos desde 2017.

El Departamento de Estado manifestó en un comunicado que no merecían ningún elogio las liberaciones porque los opositores fueron detenidos ilegalmente. Washington es el principal aliado de Guaidó en la región y ha impulsado en el último año severas sanciones contra el gobierno de Maduro para presionar su salida del poder.

Marrero abandonó pasadas las 20:30 de la noche la cárcel capitalina de El Helicoide, que opera en la sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) -la policía política-. Llevaba retenido allí desde que fue detenido en un apartamento del este de Caracas en marzo de 2019.

“En esta noche de luna llena la libertad es bien recibida digan lo que digan”, dijo a la prensa el jefe de despacho de Guaidó poco después de bajarse de una camioneta del Sebin mientras era recibido entre gritos de alegría y aplausos por sus conocidos.

Marrero desestimó las críticas de algunos opositores al indulto de Maduro y que plantearon que los beneficiarios no debían aceptarla e indicó que “cuando uno está preso uno está depositado como si fuera mercancía y el que me trajo para acá no me pidió permiso para traerme”.

Caro fue arrestado en diciembre tras ser liberado meses antes, mientras que Prieto y Geara fueron apresados en marzo en medio de protestas de la Asamblea Nacional, de mayoría opositora, que condenó que el gobierno violara su inmunidad parlamentaria prevista en la constitución. Caro y Prieto habían estado detenidos anteriormente y fueron liberados en 2018 como parte de un proceso diálogo que impulsaron Maduro y la oficialista Asamblea Nacional Constituyente.

Entre los indultados también figuran una veintena de diputados opositores que huyeron del país o se escondieron luego que la Constituyente les retiró la inmunidad para que los tribunales los procesaran por supuestamente respaldar la fallida sublevación militar de abril de 2019 que encabezó Guaidó.

Ni el dirigente Leopoldo López, refugiado desde el año pasado en la residencia del embajador de España en Caracas y que aún tiene pendiente una condena de prisión de más de 10 años, ni el expresidente del Congreso, el diputado Julio Borges, que se fue hace dos años a Colombia luego que le abrieron un proceso judicial, recibieron el beneficio presidencial.

Al celebrar la liberación de su mano derecha y otros opositores, Guaidó dijo que “todavía existen cientos de presos políticos tras las rejas de la dictadura que debemos liberar”.

Guaidó, quien ha sido reconocido como presidente interino de Venezuela por casi 60 países, expresó sus reservas sobre la iniciativa de “reconciliación” del gobierno alegando que eso sólo pasará cuando exista “respeto” al Congreso, se dé una “designación constitucional” del Consejo Nacional Electoral por parte de la mayoría opositora del Legislativo y vuelvan a “restituir a los partidos e independencia de poderes”.

Por su parte, el dirigente opositor y excandidato presidencial Henrique Capriles se mostró más optimista y afirmó en Twitter que espera que la medida “sea una señal verdadera” . “El camino por la libertad en Venezuela ha estado lleno de tropelías. Todavía faltan otros presos políticos que siendo inocentes siguen secuestrados por el régimen”, agregó.

En los últimos días el excandidato presidencial ha hecho algunos cuestionamientos a Guaidó y exigido acciones más contundentes ante el boicot que acordaron más de 27 partidos opositores a las elecciones parlamentarias, a las que consideran un “fraude electoral” por ser organizadas por el Consejo Nacional Electoral que designó el Tribunal Supremo de Justicia, controlado por el gobierno.

A las críticas contra Guaidó se sumó el fin de semana la dirigente de la organización Vente Venezuela, María Corina Machado, dejando al descubierto la falta de unidad que hay entre los sectores adversos al gobierno de cara a los comicios legislativos.

El director de la encuestadora local Delphos, Félix Seijas, dijo a The Associated Press que la decisión de Maduro representa “pasos importantes” para lograr el reconocimiento internacional de las elecciones parlamentarias que, aseguró, son el principal objetivo del oficialismo en este momento.

Seijas indicó que de forma simultanea el gobierno está tratando de “promover la participación de algún factor opositor que realmente suene a la comunidad internacional” y que las versiones de prensa apuntan que podría ser Capriles. “Traer un factor importante opositor y reconocido como lo es Capriles sería bastante relevante”, agregó.

Las liberaciones se dieron tres días después que un tribunal otorgara el beneficio de arresto domiciliario al diputado opositor Juan Requesens, quien estaba detenido en El Helicoide desde agosto de 2018 tras ser vinculado al fallido atentado con drones que sufrió ese año Maduro durante un desfile militar en la capital.
———-
Los periodistas de AP Almudena Calatrava, Joshua Goodman y Scott Smith, contribuyeron en esta nota desde Buenos Aires, Miami y Caracas.

Related Posts

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com