Internacional

Un muerto y tres heridos en las masivas protestas de Brasil

Compartir

Río de Janeiro (CNN) – Tras varios días de protestas, el jueves en la noche se registró la primera víctima mortal de las manifestaciones y protestas de indignados en Brasil. Un joven de 18 años murió y al menos tres resultaron heridos en Ribeirao Preto, a 313 kilómetros de Brasil.

Cientos de miles de manifestantes protestaron alrededor de una iglesia emblemática en el corazón de Río de Janeiro, al grito de “abajo con la corrupción” y “Yo puedo vivir sin el Mundial”.

Una mujer murió de un paro cardíaco el jueves tras la explosión de una bomba en una protesta en Belem, en el norte de Brasil, y es la segunda muerte accidental durante las masivas manifestaciones en el país.

La mujer era una barrendera de 54 años, con hipertensión, que trabajaba junto a una cuadrilla de limpieza cuando avanzaba una columna de manifestantes y explotó una bomba que la hizo correr y le causó la muerte, precisó una responsable de prensa de la alcaldía. El jueves un joven fue atropellado en el interior de Sao Paulo, también durante la jornada de protestas.

La mujer fue socorrida por servicios de salud pero no resistió.

“No sabemos si la bomba la lanzó la policía o los manifestantes, ni qué tipo de bomba era. Se está investigando”, señaló la responsable.

Según medios locales de prensa, la mujer murió por inhalar gas de una bomba lacrimógena lanzada por la policía para dispersar a los manifestantes.

El jueves en Ribeirao Preto, a unos 330 km de la ciudad de Sao Paulo al interior del estado, un grupo de manifestantes bloqueaba una calle cuando un vehículo atropelló a un grupo de ellos y le causó la muerte a un joven de 18 años.

Así, la protesta por mejores servicios públicos que congregó anoche a cerca de 300.000 personas en Río de Janeiro degeneró en un choque entre grupos de manifestantes y policías que dejó 62 heridos, 10 detenidos y rastros de destrucción en el centro de la ciudad, dijeron fuentes oficiales brasileñas.

Durante la jornada, más de un millón de personas se lanzaron a las calles de Brasil para denunciar los gastos del Mundial de fútbol-2014 que acogerá este país dentro de un año, criticar la corrupción y pedir mejores servicios públicos, al cabo de dos semanas de protestas.

Las movilizaciones estallaron tras un aumento del valor del transporte público, una medida ya revocada en ciudades como Sao Paulo, Rio de Janeiro, Porto Alegre y Recife, entre otras.

A raíz de las masivas protestas la presidenta Dilma Rousseff convocó este viernes a sus principales ministros a una reunión de emergencia, según la prensa local, y canceló un viaje a Japón fijado para la semana próxima.

La estación de TV afiliada de CNN Band News informó que la policía utilizó gases lacrimógenos en algunas zonas de la ciudad y se produjeron enfrentamientos.

Related Posts

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com