Internacional

Un doble atentado en Damasco causa al menos 27 muertos

Compartir

Por Dominic Evans y Crispian Balmer/

BEIRUT (Reuters) – Dos explosiones sacudieron el sábado el corazón de Damasco, provocando la muerte de al menos 27 personas en un ataque contra complejos de seguridad que la televisión estatal de Siria atribuyó a “terroristas” que pretenden derrocar al presidente Bashar el Asad.

La televisión siria dijo que coches cargados con explosivos habían sido aparcados frente a un centro de inteligencia y frente a las oficinas de la policía de seguridad a las 05:30 GMT, haciendo estallar la fachada de un edificio y lanzando escombros y cristales rotos por las calles.

Al menos 27 personas murieron y 140 resultaron heridas, informó otro canal de televisión, que citó al ministro de Sanidad Wael al-Halki.
Ningún grupo reivindicó las explosiones coordinadas, parecidas a ataques similares que han sacudido desde diciembre Damasco y Aleppo, la segunda mayor ciudad de Siria.
Las explosiones se produjeron dos días después del primer aniversario del levantamiento contra el presidente Bashar el Asad, durante el que han muerto más de 8.000 personas y alrededor de 230.0000 han abandonado sus hogares, según estimaciones de Naciones Unidas.
Los ataques coinciden con una misión conjunta del Gobierno sirio, de la ONU y de la Organización para la Cooperación Islámica, que debía empezar a evaluar las necesidades humanitarias en ciudades por toda Siria.

ADVERTENCIA

Kofi Annan, enviado de la Liga Arabe y de la ONU para Siria, advirtió el viernes de que la crisis podría trasladarse a los países vecinos e instó a las potencias internacionales a dejar de lado sus diferencias y a apoyar su iniciativa de paz.

Aunque los países occidentales y gran parte del mundo árabe se han unido para pedir la salida de Asad, Rusia, China e Irán -aliados del líder sirio – lo han defendido y han hecho advertencias en contra de una interferencia externa.

Turquía dijo el viernes que podría crear una “zona de seguridad” dentro de Siria para proteger a los refugiados que huyen de las fuerzas de Asad, planteando la posibilidad de una intervención extranjera en la revuelta iniciada hace un año, aunque Ankara dejó claro que no actuaría sin respaldo internacional.
Los ataques se produjeron también después de tres atentados suicidas en Damasco, que en diciembre y enero causaron la muerte de al menos 70 personas, y de un asalto en Aleppo en febrero en el que murieron 28 personas.

En un vídeo publicado en Internet el mes pasado, Ayman al-Zawahri, líder de Al Qaeda, llamó a los musulmanes de la región a ayudar a los rebeldes sirios.
Previamente, Damasco ha atribuido a Al Qaeda algunos de los ataques en el país.
Siria está en una posición central en Oriente Próximo. Comparte frontera con Turquía, Jordania, Israel, Irak y Líbano, y su población comprende una mezcla de creencias, sectas y grupos étnicos.

“Cualquier mal cálculo, que conduzca a una escalada mayor, impactará en la región”, dijo Annan el viernes en Ginebra.
El fin de semana pasado en Damasco, el diplomático presentó a Asad una propuesta de paz de seis puntos.

Asad insiste en que la oposición detenga los enfrentamientos primero, mientras que Estados Unidos, los Estados del Golfo y los países de Europa demandan que las fuerzas del presidente den el primer paso.
R

usia quiere un cese de hostilidades simultáneo.
El viernes, Turquía instó a sus ciudadanos a dejar Siria. El Gobierno de Ankara afirma que actualmente alberga 14.700 refugiados sirios.

Related Posts

Deja un comentario

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com