Internacional

Turquía considera “inaceptables” e “irrespetuosas” las amenazas de EEUU

Compartir

Ankara.- (EFE).- Turquía insistió hoy en que las amenazas de sanciones por parte de EEUU, si no liberaba a un pastor protestante estadounidense detenido desde 2016, son “inaceptables” e “irrespetuosas”.

El Consejo de Seguridad Nacional de Turquía, un organismo compuesto por el presidente, Recep Tayyip Erdogan, varios ministros y los máximos cargos de la cúpula militar y los servicios secretos, difundió hoy un comunicado en el que criticaba las amenazas de Washington.

“El lenguaje amenazante usado contra el país es irrespetuoso con la alianza que mantenemos y resulta inaceptable”, indica el comunicado del Consejo de Seguridad Nacional, citado por la agencia Anadolu.

Las relaciones entre Turquía y los Estados Unidos pasan por momentos de tensión por la situación del pastor protestante Andrew Brunson, detenido durante 21 meses en una prisión turca hasta que la pasada semana pasó a arresto domiciliario por cuestiones de salud.

Brunson, que lleva más de 20 años viviendo en Turquía, fue detenido en octubre de 2016 acusado de terrorismo, un cargo que niega.

El presidente de EEUU, Donald Trump, amenazó el pasado jueves con “grandes sanciones” contra Turquía si no libera “de forma inmediata” al religioso.

La Fiscalía turca pide hasta 20 años de cárcel para el pastor al considerar que tiene lazos con el grupo armado PKK, la guerrilla kurda en Turquía, y que está vinculado también con la red del predicador islamista Fethullah Gülen, exiliado en EEUU, a la que Ankara achaca el fallido golpe de Estado de 2016.

Las tensiones entre los dos aliados de la OTAN han aumentado también por la negativa de la Justicia de EEUU a extraditar a Gülen por falta de pruebas concluyentes sobre su participación en el fallido golpe en Turquía.

Erdogan negó ayer que Turquía considere a Brunson una moneda de cambio, pese a que él mismo insinuó el año pasado la posibilidad de “intercambiar a un pastor por otro”, en referencia al clérigo islamista Gülen.

“Nunca hicimos a Brunson una moneda de cambio. Todos los países tienen su poder judicial. El poder judicial turco decidió el arresto domiciliario de Brunson considerando su enfermedad”, expuso el domingo el presidente turco.

Related Posts