Nacionales

Tribunal tarda en emitir condena contra Mery Zamora

Compartir

(Diario EL UNIVERSO).- Hoy se cumplen 23 días desde que los jueces del Décimo Tribunal de Garantías Penales del Guayas declararon culpable de sabotaje y terrorismo a la expresidenta de la Unión Nacional de Educadores (UNE) Mery Zamora. La decisión que adoptaron el pasado 13 de mayo y que la comunicaron ese día, de forma verbal, aún no es notificada por escrito.

A falta de la sentencia contra la exrepresentante gremial y militante del Movimiento Popular Democrático (MPD), su defensa prepara una queja contra los jueces por tardarse en emitir la sentencia, ya que sin esta no pueden presentar el recurso de apelación. Mientras tanto, sus colegas organizan una marcha para esta tarde como muestra de solidaridad.

Zamora continúa sus días como profesora de una escuela primaria en una comunidad de Portoviejo, Manabí. A ella el Gobierno la acusó, a través del Ministerio de Educación, de haber incitado a estudiantes del colegio Aguirre Abad para que se unieran a las protestas de policías que se sublevaron el 30 de septiembre del 2010.

El artículo 306 del Código de Procedimiento Penal señala que los jueces están obligados a notificar su sentencia en el término máximo de tres días. En el caso de Zamora ya han pasado 23 y aún no se conoce cuál es la condena. Los delitos de sabotaje y terrorismo, de acuerdo con la ley, se sancionan con prisión de 8 a 12 años.

Hasta el mediodía del pasado lunes, una funcionaria judicial indicó que en la secretaría del Décimo Tribunal de Garantías Penales, ubicado en el centro de la ciudad, se seguía transcribiendo la audiencia de hace cuatro semanas, en la que el Tribunal dictaminó la culpabilidad de la docente. Los jueces, mientras tanto, trabajaban en la redacción de la sentencia que, según la fuente, podría estar lista para hoy.

“Vamos a preparar una jornada de solidaridad hacia nuestra compañera Mery Zamora, víctima de la persecución”, dijo el dirigente de la UNE, Luis Chancay, quien convocó para las 16:00 de hoy a una movilización por la avenida 9 de Octubre y posterior concentración en la plaza Rocafuerte, al pie de la iglesia San Francisco.

Zamora ha sostenido que el día de la sublevación ella acudió al colegio Aguirre Abad para actividades del gremio y que no sacó a ningún estudiante a las calles.

Related Posts

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com