Nacionales

Trabajadores de los medios incautados presentan demandas laborales

Compartir

Quito.- Periodistas de diferentes medios de comunicación incautados acudieron a la Comisión de los Trabajadores para presentar sus demandas laborales. Allí se quejaron del incumplimiento salarial y la situación de los trabajadores cesados de sus funciones.

Patricio Almeida, periodista colaborador de las radios incautadas “Super K 800, Carrousel, La Prensa Sport FM y el Telégrafo AM hizo una reseña del trabajo de estos medios y explicó que después de su incautación, los problemas se tornan críticos. Mucho de ellos fueron utilizados en temas políticos, campañas electorales e inclusive para inauguración de obras del gobierno anterior.

Afirmó que les deben sus remuneraciones 3 meses y se registran 37 meses de mora patronal con el Instiituto Ecuatoriano de Seguridad Social. No tienen la culpa de los problemas producto de las malas administraciones, enfatizó.

Salomón Martillo, Mauricio Herrera y Lorena Abad se refirieron a la situación de los trabajadores cesados en los medios incautados. Martillo, tras manifestar su incertidumbre e intranquilidad por los despidos, demandó el respeto de los derechos de sus compañeros que salieron.

Mauricio Herrera, ex colaborador de Gamavisión, mencionó que el canal debió ser vendido tras su incautación y el incumplimiento de este procedimiento es la causa de varios problemas económicos y comunicacionales.

Explicó que en enero el medio tenía 224 colaboradores y hasta octubre de este año se han desvinculado 41 personas, que representa un ahorro a Gamavisión de 95 mil 849 dólares mensuales. Las separaciones de los trabajadores son de forma voluntaria, agregó.

Lorena Abad, comunicadora de 36 años de edad, dijo que padece cáncer de tiroides y que trabajó en “Pública FM por casi 10 años, hasta el pasado 31 de octubre cuando fue cesada. Por mi enfermedad me he tenido que ausentar por 3 meses en Pública FM; el médico de la empresa informó mi estado de salud, pero no he tenido las consideraciones del caso”, recalcó.

De su lado, Martha Moncayo, Gerente General de los Medios Públicos, informó el estado de los medios de comunicación a su cargo y la situación laboral. Sobre la desvinculación de las 53 personas, en octubre, expresó que ninguna fue impulsiva y sin análisis. “Ninguna salida ha sido sin análisis ni estructuras”, aseguró y confirmó que efectivamente hasta fin de año van a salir cerca de 200 personas.

Por último, explicó que en la nómina de las desvinculaciones no constan personas con enfermedades o discapacidades. Lo que disponga el Ministerio de Trabajo se aplicará, dijo.

Related Posts