Política

Todos defienden el alza del bono

Compartir

Quito.- (Diario HOY).- La bancada de AP se concentró en defender el proyecto del Ejecutivo. El resto criticó el origen electoral de la propuesta

Fue como asistir a una película en la que se puede saber fácilmente qué va a decir y qué va a hacer cada uno de sus protagonistas. Así fue la sesión n.° 200, en la que se dio el primer debate del proyecto urgente de Ley Orgánica para la Redistribución del Gasto Social, ayer, en la Asamblea Nacional.

La bancada de AP fue a defender la propuesta gubernamental y a ratificar que la banca pagará parte del incremento del bono de desarrollo humano a $50. Los demás bloques -que tampoco se oponen a ese incremento-, a criticar que se lo quiera hacer sin que haya de por medio mayores estudios técnicos; que se trate de una respuesta política, producto de una rivalidad entre los candidatos presidenciales (sobre todo Rafael Correa y Guillermo Lasso), y que las políticas del Gobierno no hayan generado suficientes fuentes de empleo para que el número de personas en extrema pobreza se reduzca, entre otros argumentos.

El ambiente se tornó más de sala de cine ante la presencia de unas 150 personas. Estas se identificaron como beneficiarias del bono y se ubicaron en las barras altas de la sala de sesiones. Había gente de la tercera edad, indígenas, mujeres y algunos hombres. Ellos no dejaron de aplaudir una sola de las intervenciones de la bancada oficialista, que se intercalaban con las de los demás bloques legislativos.

Casi no los enfocaban los camarógrafos de la Sala de Sesiones, quienes se concentraron en que las imágenes de los asambleístas se reflejen en las tres pantallas gigantes que hay. O por lo menos en una de ellas, mientras que en las otras se mostraban las presentaciones (algunas en PowerPoint) que habían preparado para sus colegas.

Cualquier mención que consideraban podía sonar a defensa de la banca era motivo de abucheo. Sus gritos casi no se escuchaban, por los gruesos vidrios, pero tenían un maestro de ceremonia. Dirigía las pocas barras que se escuchaban y era quien iniciaba los aplausos para que nadie de AP se quede sin recibir uno.

El asambleísta de AP, Hólger Chávez, también dio una mano. Cuando la sesión marcaba ya su primera hora y muchos de sus colegas de todos los partidos conversaban o chateaban por sus teléfonos, salió de su curul y fue por una cartulina en la que se leía: “Es hora que banca ‘socialice’ sus ganacias”.

Se paseó por los tres pasillos que hay en el hemiciclo. Incluso se dio tiempo para detenerse unos minutos al pie de los escritorios que ocupa el personal de la Secretaría General para que todos leyeran su cartulina. Y, cuando regresaba a su puesto, pidió, entre sonrisas, a un periodista de la prensa pública que le tomara una foto con su cartel.

Durante las primeras tres horas de discusión hubo quizá dos momentos en los que se quiso romper la monotonía de la sesión. Fue durante la intervención de Paco Velasco (AP). Él fue el primero en dar sus criterios por ser el presidente de la Comisión de lo Económico de la Asamblea. Inicio de su intervención sorprendió: “Una vaca -dijo- recibe $2,20 diarios en los países ricos como subsidio”. La frase, como él mismo explicó más adelante, era para demostrar que hasta en esos países se daban subsidios y como un argumento para quienes pudieran plantearse eliminarlos.

Luego defendió cada uno de los puntos que contiene el proyecto y dijo que 1,5 millones de los beneficiarios son mujeres pobres, abandonadas con sus hijos por padres borrachos. Y que reciben el dinero a cambio de llevar a sus hijos al médico y de enviarlos a la escuela. También dedicó unas palabras a los banqueros. Primero dijo que los actuales no son los “banksters” de 1999, que ahora es una banca regulada, responsable, pero con muchas ganancias. Y que durante su comparecencia a la Comisión no dio un solo aporte al proyecto, sino que pidió que se lo archive.

A los aplausos de la barra se unieron el de sus colegas de AP.

El siguiente turno fue para Paco Moncayo (ind.), quien antes de dar sus criterios lamentó la comparación del bono que reciben las vacas con el que reciben las personas. Y les hizo un llamado para que no se dejen utilizar políticamente. “Ustedes -dijo refiriéndose a los beneficiarios ahí presentes- tienen dignidad, y su voto no tiene precio”. Luego explicó su preocupación porque la extrema pobreza no haya descendido, aunque admitió que sí lo ha hecho la pobreza, sobre todo a nivel urbano: del 26% al 16%.

El PSC, a través de Salomón Fadul, se encargó de proponer que se termine con el debate y que el Ejecutivo, vía decreto, incremente el bono y que lo financie con el superavit que se generó el año pasado y este año, producto de los precios más altos del petróleo. Y que, de esta forma, el aumento sería inmediato.

Así transcurrieron tres horas, hasta que el presidente Cordero envió a todos a almorzar. (SL)

El 26 de noviembre vence el plazo legal

El Pleno de la Asamblea tiene algo más de dos semanas para finalizar con el segundo y definitivo debate del Proyecto de Ley Orgánica para la Redistribución del Gasto Social.

Esta propuesta fue remitida con el carácter de urgente en materia económica por el Ejecutivo el 25 de octubre. Por esto, tiene 26 días para pronunciarse, es decir, hasta el 26 de noviembre.

En la sesión de ayer, la Asamblea dio paso al primer debate. Con las observaciones ahí hechas, la Comisión de lo Económico deberá elaborar el informe para la discusión final. Se prevé que el organismo parlamentario convoque a más tardar a inicio de la próxima semana para comenzar la elaboración del informe respectivo.

Esta es la décima reforma tributaria que presenta el Gobierno, desde que asumió funciones.

Con esta iniciativa se piensa obtener una parte de los $340 millones que se requieren para financiar el incremento en $15 del bono de desarrollo humano, con lo cual se elevaría a $50. Al momento, son 1,9 millones los beneficiarios de este dinero.

Los informes presentados en primera discusión

En el informe para primer debate de la propuesta presidencial se acogió sin modificaciones la propuesta presidencial. Esta plantea al menos seis cambios a nivel tributario.

Por ejemplo, el pago del 12% del IVA en todos los servicios bancarios. Además, la eliminación de la exención del 10% del Impuesto a la Renta en caso de reinversión de las utilidades en el mismo negocio. AP resaltó ayer durante al debate que esta fue una medida por la crisis global que se tomó en 2009.

Además, el pago de impuestos sobre los activos que están en el exterior y que, de acuerdo a la Comisión, alcanza los $2 700 millones, los cuales deberían traerse al país, según explicó, para aumentar el volumen de créditos.

El pago de un impuesto sobre las ganancias anticipadas se obtiene de un mejor cálculo. Y que el requerimiento de información siempre ha sido respetado por la banca y que no se rompería el sigilo bancario, se sostuvo.

En el informe de minoría se plantea que se haga un balance de los 100 grupos más poderosos, que se haga una reprogramación presupuestaria y que se impulsen programas, a través del Ministerio de Coordinación de la Política Económica, para los beneficiarios del bono.

Related Posts

Deja una respuesta

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com