Nacionales

Seis días de drama para seis pescadores

Compartir

Huaca.- Carchi.- (Diario HOY).- El mal tiempo y la crecida del afluente provocaron que los hombres se pierdan en la selva. Policías del Grupo de Operaciones Especiales lograron encontrarlos a salvo.

Una jornada de pesca en el río Cofanes, en Sucumbíos, por poco termina en tragedia, según testimonio de seis labriegos del cantón Huaca en Carchi, a 20 km de Tulcán, que permanecieron desaparecidos durante seis días. Se trata de experimentados pescadores que desde hace dos décadas salen frecuentemente hacia ríos de la Amazonía, donde acampan y desarrollan sus actividades.

Consuelo Vizcaíno, pariente de uno de los excursionistas dijo que partieron la madrugada del pasado viernes con provisiones. Sin embargo, el domingo en la noche, los familiares los reportaron como extraviados, ya que siempre llegaban a sus hogares. Una camioneta que los esperaba en el refugio El Porvenir, debió retornar sin ellos, después de esperar más de cuatro horas.

El mal tiempo y la crecida del afluente no permitieron un retorno inmediato, habiendo permanecido seis días perdidos en la selva. Equipos de socorro y familiares escudriñaron el límite interprovincial sin mayores resultados. Las fuertes lluvias impidieron la búsqueda por vía aérea; sin embargo, un equipo del Grupo de Operaciones Especiales (GOE) en las últimas horas logró identificarlos en un islote a orillas del río Oriental (Cofanes).

Henry Acosta, responsable del GOE, indicó que el trabajo fue duro, más aún cuando el terreno era irregular e inaccesible. Hogueras de humo y disparos debieron efectuar para encontrarlos, dijo el oficial, quien comentó que un hombre rana cruzó el caudaloso río, templó una cuerda de extremo a extremo para tomar contacto con los extraviados. Sobre el cable instalaron mosquetones y arneses para realizar el rescate de los aventureros, que presentaban principios de deshidratación e hipotermia.

Segundo Güis, uno de los que aparecieron, asegura que ha vuelto a vivir y que las dos veces que cayó al agua solo pensaba en su familia. “Creo que no volveremos al lugar, ya que se ha vuelto peligroso y no queremos volver a vivir esos duros momentos”. Su hermano Alejandro relató que el pasado martes el pánico comenzó a apoderarse de la mayoría de sus compañeros, que luchaban por no desmoralizarse.

Mientras que Armando Paillacho afirmó que no volverá más hacia ese sector que por poco les quita la vida. Él tuvo que caminar descalzó un buen tramo como producto de la pérdida de las botas que llevaba puestas, por la fuerza del río.

Golpeados, extasiados, sedientos, con sueño e incrédulos de que salieron bien librados, se encontraron con sus esposas e hijos, que les advertían que no habrá más jornadas de pesca.

Fueron rescatados con vida además Eloy Calpa, Andrés y Miguel Chapi, experimentados caminantes que por ahora no quieren saber nada sobre futuras aventuras.

Todos fueron trasladados hacia el hospital Luis Dávila de Tulcán, en el que los galenos recomendaron descanso e hidratación. (RVC).

Related Posts

Deja un comentario

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com