Política

Seguro Campesino plantea régimen diferenciado para la cobertura de pensión jubilar

Compartir

Quito.- En la Comisión de los Derechos de los Trabajadores, el asambleísta Rodrigo Collahuazo de la Confederación Nacional del Seguro Social Campesino y de la Coordinadora de los Movimientos y Organizaciones por la Democracia y el Socialismo destacó el reconocimiento del trabajo que estuvo invisibiliazado, sobre todo de las mujeres que viven en el campo, por lo que plantea un régimen diferenciado para la cobertura de pensión jubilar.

Explicó que el Seguro Social Campesino fue el primero que planteó beneficios de seguridad social sin una relación de dependencia y que hoy tienen más de un millón de afiliados al Seguro Social Campesino. Al fin el Estado, la sociedad y la familia comienzan a valorizar el trabajo de las amas de casa, precisó.

Hay que hacer una valoración en el caso del trabajo del hogar que se realiza en el campo, que comprende actividades como barrer- ordenar la casa, lavar, planchar, realizar compras, cuidar al marido, cocinar e ir a dejar el almuerzo, cuidar los animales, acarrear agua, leña, hierba, trabajar la huerta, hacer quesos, hacer de partera, enfermera, además del cuidado de 4 a 5 hijos e incluso acompañar al marido en el trabajo, aseveró.

Ante ello, propuso que en el proyecto de justicia laboral y reconocimiento del trabajo en el hogar se establezca un régimen diferenciado para la cobertura de pensión jubilar de las mujeres en el que se considere que a los 50 años de edad se requiera 15 años de aportación para jubilarse a los 65 años; a los 55 se requieran 10 años de aportación para jubilarse a los 65; a los 56 años se requieran 9 años de aportación para jubilarse a los 65 años; a los 57 años se requieran 8 años de aportación.

Paradigmas patriarcales y machistas

Mientras tanto, la representante de Mujeres por la Vida, Lourdes Aimacaña, resaltó que en la actualidad, la relación respecto a la seguridad social y población joven, evidencian brechas de desigualdad al momento de garantizar este derecho, las repercusiones de la situación económica de las jóvenes afecta directamente en su desarrollo y existe mayor dificultad para insertarse en el mercado laboral.

Recordó que como movimiento de Mujeres por la Vida presentaron en el 2011 una propuesta de anteproyecto de Ley de Derecho a la Seguridad Social para las mujeres que realizan trabajo de cuidado no remunerado en los hogares.

Explicó que el artículo 333 establece el reconocimiento del trabajo del hogar como labor productiva, por lo cual creen que el reconocimiento de este trabajo no solo cambia la realidad individual de las mujeres y de las familias, que hasta ahora no eran tomadas en cuenta para la afiliación, sino que supone también visibilizar los cambios que como sociedad debemos emprender con la ruptura de los paradigmas patriarcales y machistas, en donde se ha naturalizado la división sexual del trabajo, dejando desprotegidas a muchas mujeres y desconociendo el valioso aporte de la economía del cuidado.

Un elemento importante, dijo, es la sobrecarga de trabajo para las mujeres, son ellas quienes asumen con mayor intensidad las responsabilidades en la provisión de ingresos familiares.

Mientras que Lenny Quiroz, en representación de las trabajadoras remuneradas del hogar, ve con mucho agrado este proyecto que reconoce su labor con el otorgamiento del derecho a la seguridad social, mismo que no debe depender del esposo, sino un derecho propio de reconocimiento.

No es una cuestión de solidaridad sino de reconocimiento de la labor de las mujeres que son amas de casa, cocineras, lavanderas, economistas, que necesitan de valoración y de reconocimiento, dijo al señalar que dentro del análisis se debe pensar en reconocer que es un trabajo arduo el de la casa, por lo que las mujeres necesitan la seguridad social para no vivir de la caridad de su pareja, sino de una pensión con su propio dinero, enfatizó.

Related Posts

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com