Compartir

Guayaquil.- (@srradioEc).- Un convoy compuesto por 6 vehículos cargados con kits de ayuda humanitaria partió el lunes 15 de marzo a las 05:00 desde la sede del Comité Permanente por la Defensa de los Derechos Humanos, ubicada en Quisquís entre José Mascote y Esmeraldas, rumbo a Naranjal y Huaquillas con el objetivo de brindar apoyo a decenas de familias venezolanas en situación de calle, que se han visto impedidas de ingresar al Perú debido al cierre de la frontera sur por la pandemia de Covid-19, tras cumplirse hoy un año de este acontecimiento.

La iniciativa, denominada Segunda Caravana de la Solidaridad con los Caminantes, se realiza gracias a las donaciones de empresas, organizaciones sociales y personas sensibles con este drama humano. Cada kit contiene alimentos preparados, productos no perecibles e insumos de bioseguridad.

La primera parada se hizo a las 08:30 en el Municipio de Naranjal donde, durante la hora cívica, el Alcalde Ab. Luigi Rivera y el Lcdo. Billy Navarrete, en representación de los organizadores de la caravana, entregaron la ayuda a varias familias asentadas en ese cantón guayacense.

Durante su intervención, Navarrete recordó que la migración no es ajena a la realidad de los ecuatorianos, considerando que muchos compatriotas emigraron a otros países y aún envían remesas a nuestro país, por lo que apeló a la ciudadania a mostrar solidaridad con los caminantes venezolanos que al momento se encuentran en veredas y terrenos baldíos, ocupando lugares públicos. “No es respuesta dejar en el desamparo a estas personas que ya de por sí están en situación de calle.

Debe de preservarse el valor humanitario de la administración municipal; que se preserven esos asentamientos y se brinde protección a las mujeres y niños”, pidió Navarrete al burgomaestre.

La segunda parada ocurrió a las 14h30 en el Municipio de Huaquillas donde en rueda de prensa se hizo un balance de cierre de la frontera sur.

Posteriormente, se entregaron kits humanitarios y documentación de situación de caminantes en el asentamiento ubicado en el Parador Turístico, donde se registran aproximadamente 130 personas en situación de calle y en el sector Los Ángeles, en las afueras de la ciudad, donde se registran unas 25 familias.

La actividad coincide con el aniversario del cierre de frontera sur por parte de Gobiernos de Ecuador y Perú como medida de prevención del contagio del COVID19, ocurrida el 15 de marzo de 2020.

El 25 de enero las Fuerzas Armadas peruanas desplegaron más de 1.200 militares para bloquear el ingreso de caminantes venezolanos que huyen de la crisis humanitaria.

Esta medida generó que aproximadamente 400 venezolanos, entre ellos niños y mujeres, queden atrapados y desamparados en Huaquillas asentados en terrenos baldios, portales y canchas deportivas, según pudo registrar la Primera Caravana de Solidaridad realizada el 9 de febrero de este año.

En esa ocasión, se entregaron 1.066 kits alimenticios con apoyo del Comité de Derechos Humanos de Huaquillas, el Movimiento de Mujeres de El Oro y el Municipio de Huaquillas.

Ayer, durante los preparativos de esta caravana, varias organizaciones de la sociedad civil se congregaron en cuatro puntos de la ciudad para preparar alimentos y armar los kits.

La actividad inició a las 10H00 en la casa comunal «Unidos Lucharemos», en la 46 y Francisco Segura, donde decenas de personas, entre nacionales y venezolanos, cocinaron arepas y otros platos típicos del hermano país. Además, otro grupo se reunió en la coop. Mariuxi Febres Cordero del Guasmo Sur, Socio Vivienda 2 y la 25 y la O en el Suburbio de Guayaquil, para empacar las donaciones.