Política

Sectores público, privado, academia y ciudadanía dieron aportes a proyectos de ley

Compartir

Quito.- La Comisión de Biodiversidad inició el proceso de socialización de los proyectos de Código Orgánico del Ambiente; reformas a la Ley Forestal y Conservación de Áreas Naturales y Vida Silvestre; y a Ley Orgánica de Bienestar Animal, con la presencia de más de 320 personas de colectivos ciudadanos, de sectores públicos, privado y de la academia quienes se dieron cita a la sede legislativa para dar sus observaciones.

En este marco, el presidente del organismo legislativo, Carlos Viteri Gualinga recordó que la Constitución reconoce los derechos de la naturaleza, por lo que es deber de los parlamentarios avanzar en la instrumentación de normas que permitan ese cambio cultural para una relación armónica con el medio ambiente.

En esta reunión de trabajo, Paulo Novoa, Subsecretario del Ministerio de Agricultura al referirse a la propuesta de reforma a la Ley Forestal, señaló que el incentivo forestal obedece a una necesidad porque en nuestro país apenas existe un total de 170 mil hectáreas de plantaciones lo cual genera deforestación y erosión en los suelos agrícolas y ganaderos que ven mermados su potencial de retención de aguas y nutrientes. Si comparamos con Chile, ese país tiene más de dos millones de hectáreas de plantaciones, en Brasil 7 millones, en Uruguay más de 800 mil hectáreas de plantación.

Con este incentivo lo que buscamos es que el agricultor, que tiene vocación forestal, se motive para dedicarse a esta actividad que requiere un proceso a largo plazo, es decir, establecer políticas de Estado para generar nuestra propia materia prima, por ello el programa está planteado para 30 años con siembra de árboles.

Entre tanto, Inty Alvarado, de la Fundación rescate animal, al referirse al proyecto de Ley Orgánica de Protección Animal, (LOBA) señaló que la iniciativa surge desde la sociedad civil organizada y contiene puntos fundamentales donde se establece un mecanismo de cambio cultural, de conciencia y de paradigma necesario para nuestro país, por ello, se promueve la sociedad pacífica, se rechaza la violencia en todas sus formas, incluido el maltrato animal y se determina un régimen sancionatorio.

Por su parte, Antonio Mata, presidente de la Asociación de Gallos, precisó que en 226 cantones existe la afición de los gallos de pelea, es decir que hay más de 2000 galleras en el país y en cada una de estas van alrededor de 300 a 500 personas que participan en esta actividad que mueve la economía, por ello, dijo que como galleros están trabajando en un proyecto de ley que busca regular y reubicar las peleas a nivel nacional, por lo que espera que se tome en cuenta esta propuesta ya que son parte de este país megadiverso.

Wladimir Carvajal, académico del Instituto de Ciencias Biológicas de la Escuela Politécnica Nacional, al referirse al proyecto LOBA dijo que es necesario replantear los nexos entre la sociedad y los animales como parte integral de la naturaleza.

Dijo que la Ley Orgánica de Bienestar Animal aborda temas importantes en su articulado para generar un cambio de actitud en función de la implementación del sumak kawsay en torno a una nueva forma de convivencia entre la sociedad y los animales como parte integral de la naturaleza, sin embargo, existen aspectos que generan confusión o se contraponen con las temáticas de otras leyes ya existentes o que están siendo modificadas.

Ricardo Naváez, director de investigación científica y tecnológica del Instituto Nacional de Eficiencia Energética y Energías Renovables, al referirse al Código Ambiental manifestó que en materia de recursos genéticos la investigación es un tema de interés tomando en cuenta que hay especies que sirven para generar información en beneficio del ecosistema y el medio ambiente. Solicitó que se permita participar a otros actores no solo del tema ambiental sino los recursos genéticos que dispone el país como por ejemplo el uso y aprovechamiento de residuos para generar energía o quienes tienen que ver con el cambio climático.

Juan Carlos Palacios, representante de Manejo Forestal Sustentable, indicó que todos los sectores que están ligados a la producción creen que todo lo que se refiera a bosques nativos y de protección debe ser administrado y regentado por el Ministerio del Ambiente y lo que tenga relación con bosques productivos, comerciales, con el Ministerio de Agricultura, ya que eso les permitirá al sector forestal tener un futuro como el Ejecutivo lo ha planteado, para ello hay que tomar en cuenta cinco elementos claves: la institucionalidad, un proceso de legislación adecuada, un plan nacional de forestación y reforestación con los respectivos incentivos, seguridad jurídica y un ordenamiento territorial forestal.

Mientras que Edgar Vásquez, del Colegio de Ingenieros Forestales, al comentar sobre el proyecto de reformas a la Ley Forestal subrayó que lo que tiene que ver con incentivos forestales debe ser tratado dentro de una legislación productiva, por tanto, incluirlo en las reformas al Código Integral de la Producción; y, lo que tiene que ver con los bosques nativos de conservación y producción, en el Código Ambiental.

Related Posts

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com