Nacionales

Repuestos de vehículos: que no sea un dolor de cabeza

Compartir

(@srradioEc).- Todo vehículo va a requerir el cambio de alguna parte o pieza en algún momento de su vida útil. Cuándo y la frecuencia en que lo va a necesitar depende del uso y el cuidado que le brinde su propietario y de la realización de los mantenimientos preventivos definidos en el manual de mantenimiento del vehículo.

Lo que sí es seguro es que ese día llegará y es importante conocer cómo elegir el repuesto correcto, ya que un pequeño error podría convertirse en un verdadero dolor de cabeza para su dueño. Desde originar un daño mayor al automotor, hasta elevar la cuenta de la reparación fuera del presupuesto, son algunos de los problemas que podrían ocurrir.

Teojama Comercial, a través de su unidad de Teojama Repuestos, brinda una guía sobre los factores que se deben considerar a la hora de conseguir un repuesto para el vehículo. “En términos generales, los repuestos con garantía son siempre los más recomendados para asegurar un correcto y óptimo desempeño, ya que no causan daños y cumplen las funciones necesarias en cada sistema. Si bien, su costo puede parecer más alto que un genérico, en términos de valor-beneficio son mucho más eficientes y generan un importante ahorro, ya que las piezas genéricas pueden causar problemas internos al ser fabricados con materiales diferentes, con menor coeficiente de duración y sin garantía“, explicó Diego Vera, Gerente Nacional de Repuestos de la empresa.

Es así, que las claves para elegir los repuestos adecuados se resumen en:

● Determinar qué repuesto se necesita: Lo primero es identificar cuáles son las necesidades del vehículo, de acuerdo al manual de mantenimiento o manual del propietario.

La recomendación básica es realizar siempre, una inspección física diariamente del estado de los filtros de aire, aceite y combustible, labrado y aire de los neumáticos, desgaste de zapatas de freno, luces (focos quemados) y plumas limpiabrisas (elementos de seguridad activa), con el fin de prestar el mantenimiento preventivo adecuado y así evitar desgaste prematuros que impliquen un recambio, si se presume una falla del mismo.

Lo más aconsejable es acudir a un técnico especializado para verificar que la anomalía requiere del cambio de una pieza o algún ajuste adicional y cuál.

● Tiempo de uso y desempeño: Generalmente los repuestos se cambian según el kilometraje del vehículo de forma preventiva, sin embargo, esto puede variar dependiendo del medio donde se desempeña.

Por ejemplo, un bus que realiza recorridos interprovinciales diarios va a necesitar un cambio de repuestos antes que un vehículo de las mismas características que realiza recorridos cortos y dentro de la urbe.

Por lo tanto, se recomienda prestar atención al kilometraje del vehículo y tomar en cuenta las recomendaciones del fabricante en cuanto a tiempo promedio de cambio y revisión de sus piezas principales, como frenos, zapatas, filtros, entre otros.

● Durabilidad: Escoger los repuestos adecuados para el vehículo, además de contar con garantía, también brindan mayor durabilidad. Su vida útil será proporcional a su calidad.

● Confianza: Al adquirir un repuesto en un centro de distribución autorizado, el repuesto será el más adecuado para optimizar el desempeño del vehículo. son piezas específicamente diseñadas para cada tipo de vehículo,

Por qué no adquirir un repuesto genérico (de origen desconocido):

● No tiene garantía: Al ser un repuesto genérico, el vendedor no ofrecerá ningún tipo de garantía, sus materiales son de poca calidad y no están diseñados específicamente para cada vehículo.

● Genera daños: Como pieza no certificada, sus componentes son distintos y puede ocasionar problemas de funcionamiento. Por ejemplo, un filtro de aceite genérico y debido a que el papel filtrante es de menor calidad, existe mayor riesgo de taponamientos con impurezas en los conductos de circulación de aceite en el motor, por otra parte en el sistema de admisión pueden obstruir el paso de combustible al sistema de inyección o el flujo correcto de aire al motor. Esto genera daños mucho más graves a largo plazo.

● Precio versus calidad: A pesar de parecer más económicos, su valor no es real ya que supone cambios más frecuentes seguidos, posibles daños en otras partes del vehículo y cero garantía para cubrir los mismos. Finalmente, resulta más costoso por todos los gastos extras que pueden generar.

Related Posts

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com