Política

Realidades Laborales y Aspectos Climáticos en la Agricultura (audio)

Compartir

Por: Ing. Rodrigo Gómez de la Torres
EDITORIALISTA DE SRRADIO

Desde hace décadas atrás, las leyes y normas laborales se las ha ido construyendo en base a la realidad urbana.

Las llamadas conquistas laborales, han sido producto de la revolución industrial en donde la realidad del ámbito de trabajo se encuentra enmarcado en un ambiente controlado, bajo techo y con condiciones, de una forma u otra, controlada.

El sector agropecuario, por su naturaleza propia, tiene una actividad laboral relacionada a un ambiente abierto, y donde quien marca la pauta, es el clima, sea este, sol, lluvia, viento, etc.

Opinión del Ing. Rodrigo Gómez de la Torres en el noticiero Prensa Radial de SRRADIO

El concepto de tiempo, en la relación laboral urbana, está vinculada a un reloj, y al paso de los minutos y las horas; en el campo, el tiempo tiene que ver con el clima.

En el caso del Ecuador, desde la publicación del actual Código Laboral, en 1938, este cuerpo legal se ha orientado mucho a la relación laboral del sector industrial y comercial, y poco hacia una realidad del campo. En una reforma de los años 80`s, incluso se retiró del Código, ciertas particularidades para el sector agropecuario.

En la última década, se han dado varias modificaciones al Código de Trabajo, muchas orientadas a que se incremente la formalización del sector, situación que la consideramos muy positiva, ya que el trabajo adecuado es que se debe propender, sin embargo, este proceso de creación y reforma de normas, ha venido traspasando la voluntad de formalización, y ha ingresado a la delgada línea donde se podría confundir la obligatoriedad con la penalización.

En la actualidad, la contratación de personal, para por un proceso de análisis y evaluación que realmente deriva en un freno a contratar, y es importante recordad que la relación laboral debe fundamentarse en un ACUERDO ENTRE LAS PARTES, al igual que es importante tener siempre en mente, que NO HAY PEOR TRABAJO, QUE EL QUE NO HAY.

Regresando al sector agropecuario, en donde más del 25% de la población económicamente activa se encuentra, y donde, como lo expresamos al inicio, el factor TIEMPO está vinculado con el clima, esta sobre normativa y presión que de manera directa o indirecta se va generando, complica cada vez más la contratación y en muchos casos deja en la vulnerabilidad a agricultores cuya principal actividad es producir los alimentos para toda la población e incluso la generación de divisas que a través de la exportación de productos primarios y agroindustriales, aportan de manera directa a la economía de la nación.

El sector agropecuario, por sus características propias requiere ser entendido y es fundamental comprender la necesidad de normas diferenciadas, particularmente en materia laboral.

El cumplimiento de los derechos de los trabajadores es necesario, pero un cumplimiento que se encuentre vinculado a normas acorde a las características propias, donde al menos se podría identificar, actividades discontinuas, provisión de vivienda, tenencia de animales, etc.

La necesidad de normas diferenciadas, también viene de la mano del mismo hecho, que en el campo en trabajo no es en base a máquinas y computadores, o un escritorio, el trabajo está directamente vinculado a animales y plantas, ambos seres vivos, que requieren de cuidado y atención de manera indistinta los 365 días del año.

Related Posts

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com