Compartir

Quito.- (@srradioEc).- El programa Re-Emprende Ecuador junto con su operador de asistencia técnica Shellcatch, impulsa la pesca artesanal en el país, especialmente en Manabí y Esmeraldas.

El proyecto consiste en apoyar a pescadores de esta zona, mediante impacto económico, transformación digital y respuesta a la situación actual a causa de la pandemia del Covid -19.

Re-Emprende Ecuador es un programa de la Alianza para el Emprendimiento e Innovación (AEI), que nació en 2016 como respuesta a la situación económica que afectó a la zona después del terremoto. En este 2021, la iniciativa cumple cinco años y como parte de su compromiso de apoyar a la reactivación económica, presenta un nuevo eje de trabajo dirigido a los pescadores artesanales.

De acuerdo a lo que explica Luis Alcívar, Gerente de Re-Emprende Ecuador, el objetivo del proyecto es implementar un sistema de comercialización para la pesca artesanal que incorpora la tecnología de trazabilidad, reporte electrónico, Marketplace y que colabore con el control de Covid-19.

El impacto a nivel país se centra en implementar un modelo pionero de trazabilidad de la pesca, que agregue valor a los productos pesqueros y que sean revalorizados en el mercado nacional e internacional. De esta forma, se generarían mayores ingresos y empleos.

Este modelo de trazabilidad comercial se conforma de 3 componentes principales que son: en primer lugar, un Observador Virtual para el monitoreo directo con video y GPS de los viajes de pesca.

En segundo lugar, se aplica el eReporting para el registro, trazabilidad, gestión de datos de las actividades pesqueras. Y, en tercer lugar, “FrescaPesca” como herramienta de comercio digital para facilitar a los pescadores la comercialización de sus productos. Este modelo integrado, aporta directamente a la transparencia, legalidad y sustentabilidad de la actividad pesquera.

Los beneficiarios del proyecto son pescadores – emprendedores que se dedican a la pesca artesanal y ofrecen una amplia variedad de productos de mar y con mayor potencial de crecimiento y desarrollo.

En esta primera fase, el proyecto arranca con la Asociación San José de Chamanga (ASONPENSANJONCHA), Asociación Calamar, ubicadas en la provincia de Esmeraldas; y, la Asociación Don Juan (ASOPEDONJUAN), ubicada en Manabí. En general, los tres emprendimientos benefician directamente a 140 personas.

Si bien, el sector pesquero es de los más importantes en Manabí y Esmeraldas, Re-Emprende identificó emprendimientos asociativos que requieren apoyo. Las falencias que se busca mejorar son: la falta de conocimiento por parte del pescador artesanal sobre precios de mercado y, la cadena de comercialización que castiga al pescador artesanal y maximiza el margen del intermediario por sobre el del comerciante.

A mediano plazo, el modelo propuesto busca resolver ciertas problemáticas que se centran en favorecer directamente la legalidad y la sustentabilidad de la pesca, promover buenas prácticas para optimizar la calidad de productos frescos y el uso de etiquetado inteligente para dar transparencia al consumidor garantizando productos sanos y de origen legal.

Hasta el momento, Re-Emprende ha invertido 70 mil dólares en asistencia técnica. Se espera que los montos de crédito para inversión en los negocios de pesca involucrados en el proyecto asciendan a 60mil dólares.

Cabe mencionar que el programa cuenta con el aporte de: BID, Corporación Favorita, General Motors, Danec, Grupo Difare, Corporación GPF, Arca Continental, entre los principales aportantes.