Política

¡Queremos dejar atrás momentos vergonzosos, que atentan contra la dignidad del país entero!, Presidente Lenín Moreno

Compartir

Quito, (Pichincha) – El presidente de la Republica, Lenín Moreno, lamentó en Quito que en los últimos días hayan ocurrido hechos que están reñidos con la voluntad del pueblo expresada en la consulta popular del pasado 4 de febrero, en lo relacionado con la aparición de nuevos casos de corrupción.

“La consulta nos exige consolidar un estado transparente, participativo y con integridad, integridad en sus autoridades. Las autoridades estamos llamadas a dar ejemplo, estamos obligados a actuar con probidad, con transparencia, con oportunidad. Quienes no estén en condiciones de cumplir ese papel ejemplar ¡den un paso al costado!”, sentenció el mandatario.

El Jefe de Estado también convocó a la ciudadanía y autoridades a luchar juntos por dignificar la política y asumir la responsabilidad que tienen para fortalecer la participación de la gente en todos los ámbitos de la gestión pública. “No podemos permitir que estas noticias denigrantes sean el eje de nuestra deliberación como sociedad”, dijo.

“En la consulta popular ustedes se pronunciaron, de manera clara y contundente, a favor de la exigencia de mejorar nuestra democracia, de que se recupere la transparencia en las instituciones, de que rescatemos la ética en todos los ámbitos y espacios. Lastimosamente en estos días han ocurrido hechos que van precisamente en dirección contraria, a ese mandato popular” expreso el Presidente Moreno.

El Primer Mandatario señaló que la aparición de nuevos casos de corrupción, de glosas a diestra y siniestra, la decisión de una jueza en el proceso de una empresa encuestadora y la difusión de un audio que pone en entredicho a las autoridades de los poderes públicos. Realmente eso conmueve la conciencia del pueblo.

DIFUSIÓN DE AUDIO

Lamentablemente, debo referirme también al vergonzoso episodio de la difusión de una grabación entre algunas personas, que compromete a las instituciones democráticas.

Cuando las noticias de cada día tienen que ver con episodios de esta naturaleza, la democracia está enferma.

Lo prometí en campaña y lo estoy haciendo. Es nuestra obligación dignificar la política. Es nuestro deber dotarle de ética.

¡Queremos dejar atrás momentos vergonzosos, que atentan contra la dignidad del país entero!

El pronunciamiento ciudadano en la consulta popular exige la superación de esta lamentable situación en la que mi gobierno recibió el país y sus instituciones, además.

Nunca entendimos a la consulta como el fin, sino como un clarísimo comienzo. Como el inicio de un esfuerzo conjunto de todos nosotros, de toda la sociedad y de las funciones del Estado para recuperar la dignidad de nuestra democracia y de nuestra política.

La consulta nos exige consolidar un Estado transparente, participativo y con integridad, integridad en sus autoridades. Las autoridades estamos llamadas a dar ejemplo, estamos obligadas a actuar con probidad, con transparencia, con oportunidad.

Quienes no estén en condiciones de cumplir ese papel ejemplar ¡den un paso al costado!

A las autoridades del país les recuerdo que los canales de televisión no son ni tribunales, ni contralorías, peor fiscalías del Ecuador.

¡Los temas de seguridad nacional no pueden tratarse a través de dimes y diretes, en corrillos o con trinos y mensajes en las redes sociales!

Como Jefe de Estado llamo a precautelar la integridad de las instituciones y la justa resolución de los conflictos en el marco de la ley y de la transparencia.

Estudiaremos con detenimiento las comparecencias que ocurrirán en estos días y que permitirán tener todos los elementos de juicio.

Como presidente del Movimiento País he solicitado que la Comisión de Ética analice esta situación, esta situación dada con las personas que son militantes. Y otro tanto con el gabinete: siempre les he exigido que actúen con transparencia y con espíritu de servicio.

Estoy seguro de que la decencia recuperará el lugar que le corresponde, y que, en los próximos días seremos testigos de cambios, renunciando a posiciones personales. Solo así encontraremos salidas institucionales y fortaleceremos los mecanismos democráticos de resolución de las diferencias.

¡El país entero así lo exige! ¡Nadie quiere despertar cada día con escándalos heredados, repito escándalos heredados, que afectan seriamente la imagen del país y nuestra paz personal!

Related Posts