Internacional

Protestas del 1 de Mayo se silencian, mientras el coronavirus causa estragos en la economía global

Compartir

LONDRES.- (Por. Henry Ridgwell. La Voz de América).- En la víspera del Día Internacional de los Trabajadores el 1 de mayo, la Organización Internacional del Trabajo, OIT, un organismo de las Naciones Unidas, advirtió que la mitad de todos los trabajadores en todo el mundo, que ascienden a 1.500 millones de personas, corren el riesgo de que sus medios de vida sean destruidos por la pandemia de coronavirus.

El “1 de mayo” normalmente está marcado por manifestaciones en ciudades de todo el mundo para exigir derechos más fuertes y mejores condiciones de trabajo. Este año, el cierre en muchos países significa que los manifestantes se verán obligados a quedarse en casa.

El Día Internacional de los Trabajadores 2020 es una oportunidad para agradecer a los trabajadores de primera línea que arriesgan sus vidas, dice Sharan Burrow, secretaria general de la Confederación Sindical Internacional.

“Esos valientes trabajadores de la salud, que van a trabajar todos los días junto con otros en entornos de cuidado, arriesgan su salud y seguridad, y la de sus familias, para salvar vidas”, dijo Burrow a VOA.

“Pero hay otros que se ponen a disposición en los servicios, en el transporte, en nuestros supermercados, en muchas áreas que nos sirven por igual, para que podamos sobrevivir mientras de hecho ponen sus vidas en riesgo”, agregó.

El director general de la OIT el lunes instó a los gobiernos a hacer más para proteger a los trabajadores de primera línea.

“Solo mediante la implementación de medidas de seguridad y salud en el trabajo podemos proteger la vida de los trabajadores, sus familias y las comunidades más grandes, garantizar la continuidad del trabajo y la supervivencia económica”, dijo el jefe de la OIT, Guy Ryder, a los periodistas.

El informe de la OIT destacó el impacto que la pandemia de coronavirus ya ha tenido en los trabajadores informales, que han perdido el 60% de sus ingresos en promedio.

“Este virus ha expuesto la fragilidad de nuestro mundo”, dice Burrow. “Cuando se considera que el 60% de la fuerza laboral mundial trabaja de manera informal, sin derechos, sin salarios mínimos, sin protección social, sin un estado de derecho para hacer frente a las quejas, eso es simplemente un riesgo económico, así como una devastación social que tiene que ser deshecho. Debemos reconstruir un mundo más igualitario que garantice los derechos y libertades democráticos y permita un desarrollo más igualitario ”.

Antes de que eso suceda, millones de personas enfrentan una lucha para superar la crisis económica que se avecina.

A principios de abril, la directora del Fondo Monetario Internacional, Kristalina Georgieva, advirtió que la pandemia está causando la peor crisis económica desde la Gran Depresión y que se requeriría una respuesta masiva para garantizar la recuperación.
@srradioEc

Related Posts

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com