Nacionales

Presidente del Ecuador sostiene que se requiere de la mano del Estado para lograr la justicia

Compartir

Enviado por andres.reliche

Quito.- (Andes).- El presidente del Ecuador, Rafael Correa, sostuvo este martes que el Socialismo del Siglo XXI comparte con el Socialismo tradicional la pasión por la justicia. El mandatario ofrece en Guayaquil una conferencia magistral sobre el Socialismo del Siglo XXI y su aplicación en modelos políticos y económicos en Sudamérica.

En este contexto, el Mandatario manifestó que América Latina es una de las regiones del planeta con mayor desigualdad. “En nuestras sociedades existen abismos insostenibles e intolerables de desigualdad, producto –entre otras causas- de la defectuosa distribución del ingreso”.

Expuso que en Ecuador, por ejemplo, las etnias originarias (pueblos indígenas y afros) tienen el 85% de probabilidades de nacer pobre y morir en la misma condición, lo que implica ausencia de movilidad social y factores estructurales de exclusión.

El Jefe de Estado expresó que la historia demuestra que para lograr la justicia –e incluso la eficiencia- se requiere de manos bastante visibles: la acción colectiva, la mano del Estado, la planificación, etcétera.

En contrario expresó que el proyecto neoliberal se fundamenta en el supuesto que el individuo busca su propio interés y satisfacción personal y que esa conducta –en un sistema llamado de mercado libre- como una mano invisible promueve el mayor bienestar social.

“Imposible. Así es como por arte de magia un execrable defecto humano como es el egoísmo se elevó a la categoría de máxima virtud individual y social. Estos son los daños intangibles que también nos ha dejado el neoliberalismo: la pérdida de un sentido de sociedad, de cohesión social, de un proyecto nacional (porque) bastaba que cada quien busque su lucro para estar cumpliendo su función social”, criticó.

En este punto anotó que así fue como se legitimó el evangelio del mercado: “buscad el fin de lucro y el resto se os dará por añadidura”.

Agregó que lo anterior es el contrapunto del Socialismo del Siglo XXI o Socialismo del Buen Vivir.

“El contrapunto del neoliberalismo, el referente central de este pensamiento emergente, es el individuo social y solidario, que se realiza no en la individualidad sino en la vida compartida con los demás”, subrayó.

Sostuvo que aunque se nutre de muchas corrientes filosóficas, el Socialismo del Siglo XXI se trata de un precepto original, nacido a la luz de este siglo y que plantea nuevos paradigmas  de desarrollo centrados en el ser humano y en la defensa de la vida.

Críticas a la globalización neoliberal

El presidente ecuatoriano expresó que el gran desafío de nuestra época –sobre todo frente la crisis económica que atraviesa el primer mundo- es sociedades dominando el mercado y no al contrario: donde la acción colectiva pueda regular y controlar al mercado para que éste rinda los frutos socialmente deseados.

“Este es el gran problema de la crisis actual, que no se lo quiere reconocer porque afecta intereses. Y podrán seguir inyectando millones de dólares en el sistema financiero, poniendo parches por aquí y por acá (pero) en el fondo el problema está en el absoluto predominio del mercado que ha convertido en una mercancía más a comunidades, vidas, sociedades enteras”, mencionó.

Dijo que aunque muchos opinen que la globalización es inevitable, eso no significa que haya que marchar irreflexivamente “como borregos al matadero” sino que hay que insertarse inteligentemente.

Deploró que la globalización neoliberal no ha buscado crear sociedades planetarias sino mercados planetarios, no ha buscado crear ciudadanos del mundo sino consumidores del mundo, todo esto agravado por la falta de mecanismos de gobernanza a nivel planetario.

Related Posts

Deja un comentario

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com