Noticias Locales

¿POR QUÉ NOS DOMINAN?

Compartir

Patricio Valdivieso Espinosa
pavevaldivieso@hotmail.com

Pensando sobre el poder, podemos entender que los individuos dentro de una sociedad, son manejados por decisiones de terceros, que, en la mayoría de los casos, se tornan en inentendibles. Supuestamente nombramos un presidente, pero nos gobiernan los grupos económicos nacionales e internacionales; nombramos asambleístas, pero las decisiones las toman los dueños de los partidos que les permitieron candidatizarse; nombramos alcaldes y perfectos, pero quienes realmente manejan la cosa pública, son los contratistas. En fin, nada es lo que parece, siempre hay alguien más importante tras bastidores.

La democracia, era el mejor método de elección de dignatarios, y quienes manejan las esferas del poder, la entendieron a la perfección: manipulan las bases electorales a través del sistema; fabrican gobernantes o pulen políticos para administrar bajo obediencia; reparten escaños sabiendo que saben maniatarlos para que obren de manera autónoma; y, jamás se desligan de las obras públicas que deben construir, incluso con precios sobre valorados, que les permite recuperar la inversión de campaña con creces. Quedando listos, para seguir manipulando la cosa pública.

La habilidad y destreza que tienen para manejar las masas, incluye en la contratación pública el precio para mostrarse como grandes benefactores, cubrirse las espaldas evadiendo el control y hacer de las suyas dejando en la impunidad todos sus malévolos planes. A la par, el pueblo común, no asimila los alcances de la destrucción social que esto conlleva; ni intenta darse por enterado que es oportuno reaccionar, para evitar el daño que termina afectando a todo el conglomerado; se está volviendo tan normal no hacer nada, que aterra el silencio cómplice de la degradación social que vivimos hoy en día.

Cuando paso, por qué no nos dimos cuenta, que es un reducido grupo el que maneja los hilos de la sociedad, frente a la inercia mayoritaria. Al parecer, estamos tan adoctrinados con la corrupción, que no hacemos nada para combatirla, y si nos preguntamos: ¿Por qué nos dominan? entenderemos que la culpa es compartida, que la responsabilidad no sólo es de quienes abusan del poder, sino de quienes no asumimos la certeza de conocer bien a quienes elegimos.

Related Posts

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com