Compartir

Quito.- (@srradioEc).- La Comisión de Fiscalización y Control Político, presidida por Elio Peña Ontaneda, con nueve votos afirmativos, aprobó el informe por el cual recomienda al Pleno de la Asamblea proceda con el juicio político en contra de María Paula Romo, ministra de Gobierno, auspiciado por los legisladores Lourdes Cuesta, Amapola Naranjo y Roberto Gómez, así como determine su correspondiente censura y destitución, por incumplimiento de funciones asignadas en la Constitución y la Ley.

En el documento, que contiene 84 páginas, recoge las versiones y testimonios rendidos durante la sustanciación de la solicitud de juicio político, tanto como pruebas de cargo, cuanto de descargo, así como los documentos enviados por distintas entidades públicas, privadas; organismos de derechos humanos; el informe de la Comisión Ocasional Multipartidista que investigó los hechos de octubre de 2019 y la correspondiente resolución adoptada por el Pleno de la Asamblea, en torno a esta temática.

La mesa acoge únicamente dos de las causales establecidas por los interpelantes que configuran el incumplimiento de funciones, pues se deja a salvo su responsabilidad por la tardía convocatoria al Comité Interinstitucional de Protección de Periodistas y Trabajadores de la Comunicación, ya que no es parte de sus competencias como Ministra de Gobierno.

Conforme lo expuesto, concluye que, del análisis de las pruebas de cargo y de descargo, se comprueba que durante el paro de octubre de 2019, la Policía Nacional sí utilizó bombas caducadas para el control de las manifestaciones. Los interpelantes presentaron los testimonios de dos investigadores extranjeros, quienes en entrevistas en medios digitales y en videos exponen que las bombas, luego de su fecha de caducidad, independientemente de su almacenamiento, sufrirían cambios químicos que las convertirían en “armas letales”, tanto para los manifestantes como para los miembros de la Policía Nacional.

El organismo determina que, de conformidad con lo establecido en los artículos 63 y 64 del Código Orgánico de las Entidades de Seguridad Ciudadana y Orden Público (Coescop), la abogada ministra de Gobierno, incumplió sus funciones al haber permitir la transgresión de lo previsto en el numeral 6 del artículo 121 de la norma invocada, en el sentido de: “6. Disponer, con conocimiento, la utilización de equipamiento de dotación y demás materiales que se encuentren en mal estado o caducados.”

Así mismo, sobre el lanzamiento de bombas hacia los predios de las universidades Católica de Quito y Politécnica Salesiana, independiente de cómo se califique el rol que cumplían en ese momento las dos universidades, constituyó un atentado a la integridad y a la vida de grupos vulnerables. Por tanto, hay los indicios suficientes para recomendar el juicio político a la ministra, pues como rectora de la Policía Nacional, de conformidad con lo determinado en los artículos 63 y 64 del Coescop, incumplió con normas establecidas en la Constitución de la República y con principios de la Convención Americana de Derechos Humanos.

En el debate intervinieron los asambleístas Bairon Valle, Esteban Melo, Mercedes Serrano, Franco Romero y Noralma Zambrano. Los tres primeros destacaron que el informe demuestra que hubo incumplimiento de funciones por parte de María Paula Romo, lo cual amerita el desarrollo del juicio político y la correspondiente destitución. Mientras, Romero y Zambrano coincidieron en que los interpelantes no lograron demostrar las causales de incumplimiento de funciones.

La moción de aprobación del informe fue propuesta por el legislador Dennis Marín. Se registraron, a más de los nueve votos afirmativos, el pronunciamiento en contra de Franco Romero y la abstención de Noralma Zambrano.

Al cierre de la sesión, el titular de la Comisión, Elio Peña, destacó el trabajo desarrollado en la sustanciación de la solicitud de juicio político en contra de la Ministra de Gobierno, con absoluto respeto del debido proceso. Reiteró el compromiso de permitir que todos los procesos que lleguen a la mesa pasen a resolución final del Pleno de la Asamblea.