Notas Curiosas

Piloto listo para romper la barrera del sonido

Compartir

(Diario HOY).- Felix Baumgartner, un austríaco con licencia para globos de gas y helicópteros, intentará sobrepasar los 1 100 km/h en caída libre. Más de 150 canales de televisión lo transmitirán

Un complejo sistema de más de 35 cámaras registrarán desde todos los ángulos al austríaco Felix Baumgartner en su histórico intento de romper la barrera del sonido.

Catorce cámaras del alta definición, tres de cine digitales, tres de fotografía de alta resolución, en la cápsula y en el traje; una cámara cineflex giroscópica y dos cámaras interiores en un helicóptero y dos sistemas ópticos de rastreo en tierra, entre otros, recibirán en directo las señales de la caída libre del deportista desde la estratósfera.

Además del canal de televisión Servus TV, propiedad de la empresa de bebidas energéticas Red Bull, patrocinador del salto, que transmitirá desde los preparativos del despegue del globo hasta la llegada de Baumgartner al desierto de Nueva México, más de 150 canales retransmitirán el evento sin precedentes.

El temerario austríaco se entrena desde hace cinco años para conseguir la hazaña con la que pretende romper tres récords: realizar el salto más alto y el más rápido en caída libre y convertirse en el primer ser humano en romper la barrera del sonido (1 100 km/h) afuera de una aeronave.

Parte de la preparación fueron dos saltos de 21 800 y 29 600 metros, concluidos con éxito. En el último, llevado a cabo en junio pasado, superó los 860 kilómetros por hora en caída libre.

En una entrevista reciente, el deportista de 43 años dijo que cree que todo es cuestión de preparación. “Hay que hacer los deberes. Eso es todo. Odio cuando me llaman amante de las emociones fuertes o adicto a la adrenalina, porque yo no soy así. Me gusta que todo esté planificado”.

Los organizadores de la misión Red Bull Stratos, que ha desplegado un equipo de 100 expertos, espera que la hazaña contribuya además a la investigación médica y aeronáutica.

Según Sarah Anderson su portavoz, la información que se obtenga sobre la reacción del cuerpo humano expuesto a condiciones extremas de baja presión y temperatura será crucial para futuras misiones espaciales.

Este experimento pondrá a prueba nuevos equipos y el desarrollo de procedimientos para habitar en altitudes elevadas y soportar una aceleración tan extrema, de manera que pueda mejorar la seguridad de los astronautas pero también de potenciales tours espaciales.

Baumgartner y un grupo de médicos y de expertos en ingeniería aeronáutica desarrollaron desde 2007 la cápsula y el traje presurizado semejante al que usan los astronautas, pero con mucha más flexibilidad, para poder maniobrar y ejecutar los movimientos necesarios de un paracaidista.

Pese a que el costo global de la misión no ha sido difundido a los medios, solo la indumentaria costó más de $200 mil.

La presurización es necesaria porque en la estratosfera no hay condiciones para la vida debido a la falta de oxígeno, el frío (por debajo de los 68 grados bajo cero) y la presión, que pueden llevar a que los vasos sanguíneos del cerebro exploten.

En julio, el austríaco se lanzó con éxito a 30 mil metros de altura para observar el comportamiento de su cuerpo en una temperatura de menos 60 grados.

Respecto a su última comida antes de iniciar el ascenso, el deportista recibirá un menú bajo en fibras, ya que debe evitar cualquier alimento que pueda liberar gases en su cuerpo.

La condiciones extremas de baja presión en las que se moverá Baumgartner podrían hacer que ese gas se dilate y provoque graves lesiones internas.

La cápsula espacial que lo transportará hasta los confines de la estratosfera será llevada por un gigantesco globo de helio más alto que la Torre Eiffel cuando esté completamente inflado.

Según lo previsto, el ascenso tomará entre dos y tres horas. El descenso, si todo va bien, durará entre 15 y 20 minutos. Cinco minutos en caída libre y otros 10 en el paracaídas. Se espera que el aterrizaje sea suave.

El mayor riesgo es la posibilidad de girar fuera de control, lo que podría hacer que pierde el conocimiento.

Por eso es esencial que controle el salto desde la cápsula, para lo que se colocará en una posición con la cabeza hacia abajo para aumentar la velocidad. (EFE-AFP-SSA)

Baumgartner, récords desde 1999

Felix Baumgartner se ha lanzado ya desde distintos lugares del mundo. En 1999, fue el primer hombre en saltar desde la mano de la estatua del Cristo Redentor en Río de Janeiro (Brasil), a solo 30 metros del suelo, con el tiempo justo para abrir su paracaídas y aterrizar con seguridad. Pero sus hazañas son sus saltos más espectaculares de las torres más altas del planeta. Este austriaco, un piloto con licencia para globos de gas y helicópteros, marcó dos veces récords mundiales por el salto BASE más alto desde un edificio: las Torres Petronas en Kuala Lumpur, en Malasia, en 1999, y la Torre Taipei 101, en Taiwán, en 2004. En 2003, también hizo la primera travesía del Canal de la Mancha en caída libre, saltando desde un avión sobre Inglaterra y llegando a Calais con alas fijas atadas a su espalda. El salto BASE es una modalidad del paracaidismo, que implica saltar desde un objeto fijo y no desde una aeronave en vuelo.

Related Posts

Deja un comentario

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com