Internacional

Peruanos eligen nuevo Congreso en el que el fujimorismo podría quedar en minoría

Compartir

(Por Carlos MANDUJANO, Francisco JARA,AFP).- Los peruanos acudían a las urnas este domingo en un ambiente de calma para elegir al nuevo Congreso que definirá el destino de las reformas anticorrupción que impulsa el presidente Martín Vizcarra, resistidas con fiereza por el fujimorismo, que podría quedar en minoría.

“El fujimorismo sería el gran perdedor en estas elecciones”, declaró a la AFP el analista Luis Benavente, director de la consultora Vox Populi, para quien “Vizcarra gana porque podría entrar (al Congreso) una representación más cercana a él”.

En 2016 el fujimorismo ganó 73 bancas de 130, pero ahora conseguiría unas 20, según sondeos. De ser así, pasaría a ser un partido minoritario más dentro de un Congreso fragmentado, dominado por grupos de centro proclives a negociar con Vizcarra, quien carece de partido.

El popular mandatario de centro-derecha abogó por “una relación (entre ejecutivo y legislativo) responsable, madura, de búsqueda de consensos en beneficio del Perú”, tras votar en la ciudad sureña de Moquegua, donde creció y fue gobernador en 2011-2014.

Fuerza gravitante desde 1990, el fujimorismo tomó el control absoluto del Congreso en 2016, pero ha sufrido varios reveses al intentar doblegar a Vizcarra, sumados a los problemas judiciales de su líder, Keiko Fujimori.

El comicio transcurre “tranquilo, ordenado y sin complicaciones”, según el eurodiputado español de origen venezolano Leopoldo López Gil, jefe de la misión de observación electoral de la Unión Europea.

La Organización de Estados Americanos también envió observadores a la votación, antesala de las elecciones generales de abril de 2021, en las que Vizcarra ni los parlamentarios que resulten electos este domingo podrán presentarse a la reelección.

  • “Duro de matar” –

El cierre del Congreso decretado por Vizarra el 30 de septiembre, con el que buscó poner fin a una crisis política ante un recurrente choque de poderes, no causó protestas como las vividas en naciones vecinas, pues recibió el respaldo de 90% de los peruanos, según sondeos.

Vizcarra, que carece de partido, necesita apoyo legislativo para sus reformas contra la corrupción, uno de los males de Perú.

“Le pedimos al nuevo Congreso que se respete la lucha contra la corrupción”, dijo al votar en Lima el fiscal José Domingo Pérez, apodado el “Superfiscal”, quien tiene bajo la lupa a Keiko Fujimori y a tres expresidentes envueltos en el megaescándalo del gigante brasileño de la construcción Odebrecht.

La primogénita del encarcelado exmandatario Alberto Fujimori (1990-2000) estuvo 13 meses presa por este caso y podría volver este martes a prisión preventiva por otros 18 meses.

El partido fujimorista Fuerza Popular (derecha populista) ha perdido popularidad, según encuestas, después de que Keiko acariciara la presidencia de Perú en las urnas en 2011 y 2016.

A pesar de que perdería decenas de bancas parlamentarias, los analistas descartan que desaparezca del mapa electoral el movimiento fundado hace tres décadas por Alberto Fujimori, hijo de migrantes japoneses.

“El fujimorismo es duro de matar”, dijo a la AFP el analista Carlos Meléndez.

También ha perdido apoyo su principal aliado, el partido socialdemócrata APRA, cuyo líder Alan García, dos veces presidente (1985-1990 y 2006-2011), se suicidó en abril cuando iba a ser detenido.

  • “Cuatro meses de oxígeno” –

“Esperemos que todo vaya bien”, dijo escuetamente el exmandatario Pedro Pablo Kuczynski (2016-2018), bajo arresto domiciliario desde abril por el caso de los sobornos de la constructora brasileña, quien consiguió permiso para sufragar en Lima, custodiado por varios policías y acompañado por una enfermera.

Por su lado, el expresidente Ollanta Humala (2011-2016), un antiguo militar de izquierda también investigado, dijo al emitir su voto en la capital que “con este acto terminaron los cuatro meses de gobierno sin oposición, cuatro meses de oxígeno”.

Veinticinco millones de peruanos, de ellos un millón en el exterior, están registrados para votar en estos comicios resguardados por 48.000 militares y 135.000 policías.

Los primeros resultados se conocerán hacia las 20h00 locales (01h00 GMT del lunes), aunque el conteo total puede demorar. El voto es obligatorio.

El material electoral fue distribuido en días previos por vía aérea, fluvial y terrestre en la costa, sierra y selva de Perú, donde hay medio centenar de pueblos indígenas (quechuas, aymaras y amazónicos) y una alta proporción de población mestiza.

  • Peculiares comicios –

Estos comicios son peculiares porque los nuevos legisladores tendrán apenas 16 meses de mandato -en vez de cinco años- y porque por primera vez no coinciden con los presidenciales.

También destacan por la falta de figuras entre los 2.331 candidatos de 21 partidos que se disputan las 130 bancas del parlamento unicameral. Entre quienes acaparan cierta atención figura Gahela Cari, primera candidata indígena transexual en Perú.

Solo 16 de los parlamentarios cesados buscan la reelección.

Largas filas de electores persistían a media tarde en varios locales de votación en Lima, observaron periodistas de la AFP.

La votación comenzó anticipadamente al otro lado del Océano Pacífico, al abrir a media tarde del sábado (hora de Perú) dos centros de sufragio en Nueva Zelanda.

En total, hay 5.404 locales de sufragio, 231 en otros 79 países. La mayores comunidades peruanas viven en Estados Unidos, España, Argentina y Chile.

Related Posts

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com