Internacional Noticias Destacadas

Perú está próximo a cerrar el acuerdo de colaboración eficaz con Odebrecht

Compartir

Lima.- (EFE).- Las autoridades peruanas están próximas a firmar el acuerdo de colaboración eficaz (delación premiada) con la constructora brasileña Odebrecht, lo que debe agilizar las investigaciones por corrupción contra varios expresidentes y líderes políticos, anunció hoy el ministro de Justicia, Vicente Zeballos.

A similitud del acuerdo contraído por Odebrecht en Brasil en el caso Lava Jato, este debe contemplar la confesión de los delitos cometidos por la compañía con pruebas que los acrediten y ayuden a procesar a los funcionarios corrompidos, a cambio de obtener beneficios en las penas que reciba.

“Entiendo que la próxima semana ya debe cerrarse este acuerdo de colaboración eficaz”, dijo Zeballos en una reunión con la Asociación de Prensa Extranjera en el Perú (APEP).

En las negociaciones participan la empresa, la Fiscalía peruana y la Procuraduría (abogacía del Estado) del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos.

El acuerdo debe contemplar además la cantidad económica que Odebrecht deberá pagar al Estado peruano en concepto de reparación civil.

“No podemos hablar de un monto cerrado. Es parte del entendimiento y acuerdo que tiene que darse en esa instancia. Hay tres partes que tienen que llegar a un entendimiento. Quien opera de árbitro en este entendimiento de la reparación civil es el Ministerio Público”, apuntó Zeballos.

El caso Odebrecht en Perú involucra los sobornos que ha confesado haber pagado entre 2005 y 2014 a cambio de adjudicarse millonarios contratos en obras públicas y las donaciones no declaradas con las que financiaron irregularmente a las campañas electorales de gran parte de los líderes políticos del país.

En el marco de este caso están investigados los expresidentes Alejandro Toledo (2001-2006), Alan García (2006-2011), Ollanta Humala (2011-2016) y Pedro Pablo Kuczynski (2016-2018), además de la líder opositora Keiko Fujimori, hija del expresidente Alberto Fujimori; y la exalcaldesa de Lima Susana Villarán.

Toledo, pendiente de que Estados Unidos resuelva la extradición solicitada por Perú, está imputado por presuntamente haber recibido 20 millones de dólares a cambio de adjudicar a Odebrecht varios tramos de la carretera interoceánica del sur.

García, a la espera de que Uruguay resuelva un pedido de asilo diplomático tras declararse perseguido político, está investigado por los presuntamente 24 millones de dólares en sobornos pagados para la construcción de la Línea 1 del Metro de Lima.

A Humala, que ya estuvo diez meses en prisión preventiva, lo investigan junto a su esposa, Nadine Heredia, por supuestamente haber recibido tres millones de dólares para su campaña para las elecciones presidenciales de 2011, en las que resultó ganador.

Por su parte, Kuczynski está involucrado porque su consultora facturó 782.000 dólares a Odebrecht entre 2004 y 2007, período en el que ejercía de ministro en el Gobierno de Toledo.

Asimismo, la líder opositora Keiko Fujimori cumple una orden de prisión preventiva por 36 meses por presuntamente haber falsificado la contabilidad de su campaña electoral de 2011 para ocultar al menos un millón de dólares procedente de Odebrecht.

 

Related Posts