Compartir

Guatemala.- (EFE).- Al menos tres periodistas de Guatemala denunciaron este lunes haber sufrido intimidación de parte de la Policía Nacional Civil (PNC) el fin de semana en dos incidentes distintos.

Uno de los denunciantes es el presidente del diario local elPeriódico, José Rubén Zamora, quien aseguró en una publicación en su medio que dos supuestos policías, en un vehículo tipo picop propiedad de la PNC se «apostaron» durante varias horas frente a su vivienda.

Los hechos señalados por Zamora sucedieron el domingo. «El picop doble cabina placas P483FQS está registrado a nombre de la Policía Nacional Civil. Luego de que Zamora captó fotografías del automóvil, uno de los sospechosos bajó del picop, desafiante», indicó la nota de prensa.

La «extraña presencia» de los supuestos policías en el vehículo de la fuerza pública, no limitará su «compromiso en favor de la libre expresión del pensamiento, en contra de los abusos y excesos del poder, en contra de la corrupción y la impunidad», indicó elPeriódico.

OTRO INCIDENTE

Además, los periodistas independientes Sonny Figueroa y Marvin del Cid denunciaron que el pasado viernes un grupo de ocho agentes de la PNC intentó detenerlos cuando cenaban dentro de un restaurante en la zona 4 (céntrica) de la Ciudad de Guatemala en compañía de un amigo.

«El policía Erwin López, líder del grupo, se dirigió a mi persona y amenazó con detenerme. Tras la amenaza, Marvin del Cid y el otro amigo le preguntaron a López sobre cuál era su problema conmigo. El agente solo respondió: es Sonny Figueroa, el periodista, y amenazó con también detenerlos», publicó Figueroa en su cuenta personal de Twitter.

Tras minutos de discusión, agregó, el encargado del restaurante «preguntó al policía por qué quería detenernos. López dijo que estábamos haciendo escándalo en la vía pública».

Según Figueroa, los tres le indicaron a los agentes que «todo estaba grabado en las cámaras de seguridad», pero el policía mantuvo la presión, hasta que los periodistas salieron del sitio donde estaban para dirigirse a un «lugar seguro», ante la presencia de agentes aguardando su salida durante al menos una hora después.

Figueroa y Del Cid habían publicado un día antes una nota de investigación sobre una carretera en construcción que presuntamente beneficiaría a una finca de la familia del presidente guatemalteco, Alejandro Giammattei, así como al director del Centro de Gobierno, Luis Miguel Mártínez.

La PNC ya detuvo el pasado 11 de septiembre por la tarde a Figueroa, dos días después de haber publicado un reportaje precisamente sobre el Centro de Gobierno y los perfiles de quienes lo integran, en especial Luis Miguel Martínez, de 31 años de edad, descrito por diversos medios como el funcionario más «cercano» a Giammattei, de 64 años, quien a su vez lo califica de un «amigo de hace muchos años».

En el momento en que fue trasladado a tribunales, Figueroa contó que los policías los golpearon y amenazaron, además de que en el parte policial agregaron sin justificación que este había querido sobornar a un agente con un billete de 100 quetzales (12,80 dólares), pese a que se encontraba engrilletado con los brazos atrás.

Figueroa permaneció en el calabozo de la Torre de Tribunales por casi 24 horas, cuando fue liberado por un juez en una audiencia en la que la propia Fiscalía pidió falta de mérito en su contra.

Según la Asociación de Periodistas de Guatemala, en los primeros once meses del Gobierno de Giammattei ha habido 124 agresiones contra periodistas, en su mayoría por obstaculización a la fuente, intimidación y amenazas, mientras que dos miembros del gremio han sido asesinados.

El sábado, al menos cinco periodistas fueron atacados y agredidos durante una manifestación contra Giammattei: un reportero de televisión y un camarógrafo fueron expulsados por una turba, la periodista Jovanna García fue golpeada con un tubo en el hombro por un sujeto que le gritó «feminista infiltrada» y otros dos reporteros fueron golpeados en la cabeza con una piedra en pleno enfrentamiento de policías y manifestantes.

Los ataques se produjeron en el marco de las protestas sociales contra las decisiones del presidente de Guatemala, Alejandro Giammattei, luego de que el Congreso, donde el presidente tiene mayoría, aprobara el miércoles 18 de noviembre un polémico presupuesto, avalado de madrugada y de manera «opaca» según diputados de oposición.

La manifestación más grande en contra de Giammattei se registró el 20 de noviembre con más de 10.000 frente al Palacio Nacional de la Cultura (sede del Gobierno), mientras en paralelo era quemado una parte del Congreso por cientos de encapuchados.

Desde entonces se han registrado al menos una docena de protestas en contra de Giammattei, la más reciente el sábado pasado nuevamente frente a la sede del Gobierno.

(c) Agencia EFE