Internacional

Paoletto dijo que actuó para salvar a la Iglesia

Compartir

Italia.- Tribunal del Vaticano halló culpable y condenó a Paolo Gabriele a 18 meses de cárcel por admitir traición al Papa, a quien consideraba una persona manipulable.

Paolo Gabriele, el exmayordomo del papa Benedicto XVI, fue condenado ayer a 18 meses de cárcel por haber robado y difundido documentos reservados del pontífice.

El Tribunal del Vaticano, tras un juicio relámpago sobre las filtraciones del caso “VatiLeaks”, le había impuesto inicialmente una condena de tres años de prisión, pero la redujo de inmediato la mitad.

El presidente del Tribunal, Guiseppe dalla Torre, justificó la rebaja “por sus servicios” prestados al Papa, “su convicción, que el juez considera errónea, de servir a la Iglesia”, “su conducta durante el proceso” y “su conciencia de haber traicionado al Papa”.

Gabriele, que negó la acusación de robo agravado, único cargo presentado en este proceso, podría apelar, con lo que evitaría la cárcel en Italia.

La cuarta audiencia tuvo lugar en presencia de un grupo de solo 10 periodistas en la pequeña sala del Tribunal del Vaticano. Este juicio supuso un paso sin precedentes en la transparencia de la Santa Sede, pero voces críticas lo ven como una maniobra para contener un escándalo mayor.

El periodista italiano Gianluigi Nuzzi, que recibió de Gabriele decenas de documentos confidenciales antes de haberlos divulgado en un libro, apenas fue mencionado. Paolo Gabriele dijo que quería combatir “el mal y la corrupción” en el Vaticano. ¿El hombre a quien el Papa dijo que quería como un hijo estaba condicionado por las críticas escuchadas en el entorno del santo padre? ¿O manipulado? ¿Tenía cómplices? Gabriele lo desmintió, pero Nuzzi en su libro Sua Santità (Su santidad) afirma que había estado en contacto con unas 20 “gargantas profundas”.

Paoletto, como se lo conoce, dijo antes de ser condenado: “He actuado por amor, diría visceral, hacia la Iglesia de Cristo y a su jefe visible (el Papa)”. Convencido de que no es un ladrón, Paoletto traicionó la fidelidad al Papa, según dijo, porque le consideraba una persona manipulable y mal informada, por lo que él se sintió en la obligación de revelarle lo que ocurría en el Vaticano. Además, señaló que se sentía “infundido por el Espíritu Santo”.

Nacido en Roma hace 46 años, casado y con tres hijos, Gabriele trabajaba en el apartamento papal desde 2006, tras haber estado al servicio de la Casa Pontificia, en donde se dedicaba a la limpieza de las oficinas vaticanas.

Todos los días al alba, se trasladaba desde su domicilio, dentro de la muralla vaticana, hasta el apartamento papal para ayudar al pontífice a que se vistiera, a servirle el desayuno, etc. Asistía a la misa matinal de Benedicto XVI, lo acompañaba en todos sus desplazamientos y se encargaba de organizar sus maletas, ropa, etc. El secretario del papa, Georg Ganswein, dijo a los jueces que Paoletto necesitaba “ser continuamente encaminado y guiado” y que solo se le confiaban tareas sencillas, como responder a cartas y archivar informes. (EFE).

Related Posts

Deja un comentario

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com