Compartir

Loja.- (@srradioEc).- “A criterio del Pleno del CNE en Quito, el razonamiento de este ciudadano, no es correcto, ya que, a criterio del Pleno, el solo hecho de participar en unas primarias, sin importar la dignidad, para que lo hagas, te habilita para participar para otra dignidad”, es el pronunciamiento a la opinión pública que lo hace el Abg. Pablo Piedra Vivar, Vocal de la Junta Provincial Electoral de Loja.

“De esta manera en las próximas elecciones si usted participa en unas primarias para vocal de Junta Parroquial, queda habilitado, para ser designado por una alianza política, como candidato a Prefecto, por ejemplo. Hago esta aclaración a la opinión pública porque me parece oportuno que se explique mi fundamento jurídico para votar en contra de la inscripción de una lista a asambleístas en Loja y también el criterio jurídico del Pleno del CNE”, asevera.

También dice “Estoy convencido que así se aporta a la transparencia del siguiente proceso democrático en el país. A partir de ahora será la ciudadanía quien decida los ganadores de las próximas elecciones y las condiciones en las que se juegan estos partidos tan trascendentales para el futuro de Loja y el Ecuador”.

Pablo Piedra Vivar señala “En un torneo de fútbol el ganador suele ser el que más partidos gana, y a los partidos se los gana en la cancha. Sin embargo, para jugar los partidos de cualquier torneo la organización, llámese asociación o federación, hace un control previo del cumplimiento de reglas: si los jugadores están debidamente inscritos en el equipo, si antes de empezar el partido están debidamente uniformados, hacen un control antidoping, etc.”.

“Si a alguno de los jugadores o a algún equipo no se le permite participar porque no cumple con las reglas preestablecidas, a pocos se les ocurrirá decir ¡trampa! ¡Se nos impide jugar! Claro, aparte del equipo sancionado, la sociedad futbolera y el resto de los equipos estarán tranquilos porque saben que participan en un torneo justo y transparente”, puntualiza.

Reflexiona “Lo mismo ocurre en unas elecciones democráticas. Los ganadores deben ser los que más votos obtengan. Pero previo a ejercer su derecho a participar en unas elecciones y poder ser elegidos, el órgano electoral debe garantizar que las elecciones sean justas y transparentes, que los candidatos cumplan ciertos requisitos establecidos previamente en la Constitución y en la ley”.

Uno de estos requisitos es el exigido en el Art. 108 de la Constitución cuando se establece que los partidos y movimientos políticos “seleccionarán a sus directivas y candidaturas mediante procesos electorales internos o elecciones primarias”. Este requisito constitucional está ampliamente desarrollado en el Código de la Democracia y en el Reglamento para la democracia interna de las organizaciones políticas, entre otra normativa, recuerda el Vocal de la Junta Provincial Electoral de Loja.

Pablo Piedra Vivar se pregunta, si una persona quiere lanzarse a Presidente de la República, pero participa en las primarias para asambleísta de la provincia de Bolívar ¿Puede ser inscrito como candidato a Presidente de la República? ¿Cumple con el requisito de participar en elecciones primarias? A mi criterio no.

Dice que “En un proceso democrático interno, o en unas elecciones primarias para Provincia de Bolívar, los electores son distintos, las propuestas para ser elegido como candidato a asambleísta también serán distintas a las de una candidatura presidencial, y la persona participa para unas primarias distintas para la dignidad de la que fue inscrita”.

Sería como si un jugador brasileño pretenda jugar en la selección de Ecuador, sin haber sido nacionalizado.

“En resumen, esta fue la razón por la que la Junta Provincial Electoral de Loja resolvió negar la inscripción de una lista para candidatos a Asambleísta Provincial Para Loja, porque una de las candidatas de la lista rechazada, no había sido designada como tal en un proceso de democracia interna para Asambleísta de Loja, sino que participó dentro de unas primarias para Parlamentaria Andina. Dignidades distintas que se eligen para instituciones distintas, por electores distintos”, concluye.