Nacionales

Organizaciones sociales apoyan al país en la lucha contra Texaco

Compartir

Quito.- CHEVRON-TEXACO produjo 18.000 millones de litros de agua tóxica. 15.000 piscinas de desechos tóxicos y MÁS de  2.000 personas fallecidas por cáncer y los pueblos tetete y sansaguari desaparecidos, dijo Fajardo.

Representantes de las organizaciones de la sociedad civil, liderados por el colectivo Patria y Cultura, se convocaron este martes 17 de septiembre en la Sala Demetrio Aguilera Malta, de la Casa de la Cultura Ecuatoriana, para presentar su apoyo a la lucha emprendida por las comunidades de la Amazonía afectadas por la transnacional petrolera Chevron-Texaco, a la que le ganaron un litigio por 18.000 millones de dólares.

El evento contó con la intervención artística del Ballet Nacional del Ecuador, dirigido por Rubén Guarderas, y en este también se desarrolló el “Foro Soberanía y Dignidad, Chevron Texaco Nunca Más”, en el que participaron como expositores el escritor Jaime Galarza; uno de los abogados del caso, Pablo Fajardo; y, Hugo Arias, docente especializado en la deuda externa ecuatoriana.

Durante su intervención, Jaime Galarza recapituló la historia de la extracción petrolera en Ecuador, en la que según señaló antes “se vendía a la patria a cambio de dinero que no se usaba para los sectores más empobrecidos, sino para los integrantes de la partidocracia”.

“Lo de Chevron – Texaco fue una concesión de más de 50 años en la que se vendió la patria a apostadores y piratas extranjeros, hecho que es una vergüenza que no puede volver a ocurrir y no puede quedar impune”, expresó Jaime Galarza.

Por su parte Pablo Fajardo, quien encabeza el proceso judicial desde hace casi 20 años, explicó el daño que la transnacional hizo en la Amazonía ecuatoriana, donde produjo 18.000 millones de litros de agua tóxica, formó 15.000 piscinas de desechos tóxicos y provocó la muerte a más de 2.000 personas por cáncer.

“Lo hicieron para ahorrar dinero y por racismo, pues la vida de las comunidades indígenas le valieron menos que lo económico. Debido a la falta de aplicación de mecanismos de explotación que precautelen el medio ambiente, desaparecieron los pueblos tetete y sansaguari, lo que hicieron es un etnocidio”, dijo Fajardo, quien afirmó estar sorprendido por el apoyo que están recibiendo actualmente del Gobierno y de la sociedad civil en este caso, pues antes en el país ni conocían del tema y las demostraciones de apoyo provenían del exterior.

Por su parte Hugo Arias también recapituló lo abusos que se cometieron en el país en beneficio del pago de la deuda externa, que desencadenó en la firma de Tratados de Libre Comercio (TLC) y Tratados Bilaterales de Inversiones (TBI), que solo beneficiaron a las transnacionales, como Chevron – Texaco, que actualmente están demandando al Ecuador.

“Ahora en Unasur (Unión de Naciones Suramericanas) se está proponiendo la creación de un centro de arbitraje propio, lo debemos de apoyar, ya que así nos liberaremos de la dominación de las transnacionales”, explicó el experto.

El encuentro de las organizaciones sociales culminó con la intervención de Justino Piaguaje, presidente de la etnia Secoya, quien relató cómo se desarrolló su infancia en medio de la contaminación provocada por la petrolera, la que, según contó, les ha provocado la muerte por cáncer a 10 miembros de su familia.

Related Posts

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com