Internacional

OCDE: La crisis de la zona euro amenaza la recuperación mundial (video)

Compartir

Agencias: PARIS (Reuters)

Estados Unidos y Japón están a la cabeza de una frágil recuperación económica en el mundo desarrollado, pero esta senda podría desviarse de su curso si la zona euro no logra contener los daños de su crisis de deuda, dijo el martes la OCDE.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico instó a los líderes europeos a evaluar todas las alternativas para frenar la crisis, entre ellas los bonos conjuntos, para poder mantener la moneda comunitaria.

En su previsión económica semestral, la OCDE, con sede en París, indicó que el crecimiento global sería de un 3,4 por ciento este año, por debajo del 3,6 por ciento en el 2011, antes de acelerarse a un 4,2 por ciento en el 2013, en línea con sus últimas estimaciones de finales de noviembre.

Video por euronewses

“El panorama de crecimiento económico global es todavía nebuloso”, dijo el secretario general de la OCDE, Angel Gurría, a reporteros.

“A primera vista, las perspectivas para la economía global son algo más brillantes que hace seis meses. En una evaluación más cercana, la recuperación económica global es débil, hay riesgos considerables y significativos desequilibrios que se mantienen y que deben ser abordados”, agregó.

El crecimiento en los 34 miembros de la organización, que engloba en general a los más ricos del mundo, se desaceleraría este año a un 1,6 por ciento desde el 1,8 por ciento en el 2011 y luego llegaría a un 2,2 por ciento en el 2013, también casi en línea con las estimaciones previas.

Gurría dijo que las finanzas públicas estaban “frágiles” y, en algunos casos, “en graves aprietos”, en los países de la OCDE.

La percepción de que la carga de la crisis económica no se ha repartido de manera justa ha generado una crisis de confianza y los líderes europeos deben considerar todas las posibles medidas para enmendar los problemas de deuda del bloque, dijo la OCDE.

“Un escenario de mal resultado en la zona euro con implicancias para el resto del mundo no puede ser descartado”, dijo Gurría.

En una muestra de presión sobre los líderes de la zona euro en vísperas de una cumbre informal centrada en el impulso al crecimiento, Gurría aseveró que Europa solo puede resolver su crisis de deuda si permanece abierta a todas las opciones, incluso a ideas como los eurobonos, que son un tabú para Alemania.

“Hay que tener todos los instrumentos sobre la mesa. Tenemos que superarlo (…). Si el mercado está esperando 50 (ideas), tenemos que poner 100 sobre la mesa”, agregó.
MALOS PRESAGIOS PARA ZONA EURO
La OCDE pronosticó que la economía de la zona euro se contraería un 0,1 por ciento este año antes de reportar un crecimiento del 0,9 por ciento en el 2013, aunque Alemania registraría un crecimiento del 1,2 por ciento en el 2012 y de un 2,0 por ciento en el 2013.

“Vemos un rebote lento del crecimiento en Estados Unidos impulsado principalmente por la demanda privada, cierta recuperación en Japón y un crecimiento de moderado a fuerte en las economías emergentes”, dijo el economista jefe de la OCDE, Pier Carlo Padoan, a Reuters en una entrevista.

“También vemos un crecimiento plano en la zona euro, que esconde importantes diferencias con los países del norte creciendo y los países del sur en recesión”, agregó.

Pese a que las economías de la OCDE están en vías de recuperación, la crisis de deuda en la zona euro todavía podría salirse de control, con Grecia luchando por mantener su solvencia y los bancos españoles necesitando recapitalización, dijo Padoan.

La inyección del Banco Central Europeo de un billón de euros de liquidez al sistema bancario de la zona euro y un aumento en los fondos de rescate europeos y las reservas del FMI han ayudado a evitar que la crisis de deuda de la zona euro se salga de control.

“Si la situación empeora, hay formas de mejorar la capacidad de cortafuegos que podrían incluir una intervención o rol más fuerte del BCE”, dijo Padoan.

En particular, dijo que el BCE no debería descartar volver a comprar bonos soberanos para bajar los costos de endeudamiento, prestando al Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEE), así como reduciendo su principal tasa de interés de referencia, que actualmente se sitúa en el 1,00 por ciento.

Además, el BCE podría considerar una nueva inyección de liquidez en el sistema bancario, sostuvo.

Junto con ello, Padoan dijo que ya era tiempo de empezar a pensar en lanzar bonos conjuntos de la zona euro para financiar proyectos y, eventualmente, recapitalizaciones bancarias, en medio de las preocupaciones cada vez mayores a que los bancos españoles en particular queden cortos de capital suficiente.

El nuevo presidente de Francia, Francois Hollande, está impaciente para que la zona euro comience a discutir seriamente sobre esos bonos en una cumbre del miércoles focalizada en cómo reactivar el crecimiento en Europa.

Pero Alemania se sigue oponiendo a la idea, ya que considera que sería el equivalente a que los países más ricos paguen la cuenta de las naciones derrochadoras por la ausencia de más supervisión de la política fiscal a nivel de la UE.

“La razón por la cual los eurobonos son vistos como un problema más que una solución es debido a que este es el viejo problema de Europa, la confianza mutua no es suficientemente fuerte”, dijo Padoan.

MOTORES DE CHINA Y EEUU

En contraste con la zona euro, se espera que Estados Unidos continúe beneficiándose de las expansivas condiciones crediticias y de política monetaria. La OCDE espera que la mayor economía del mundo crezca un 2,4 por ciento este año y un 2,6 por ciento el próximo. En noviembre, auguró un 2,0 por ciento para el 2012 y un 2,5 por ciento para el 2013.

Aunque el ajuste presupuestario y un todavía flojo mercado de la vivienda podrían ser un lastre para el crecimiento, la demanda del sector privado se seguirá fortaleciendo en la medida que la tasa de desempleo baje a un mínimo del 7,5 por ciento a fines del 2013 desde el 8,1 por ciento de abril.

La OCDE comentó que aunque Estados Unidos requiere acelerar el ritmo de su ajuste fiscal, si se permite que las rebajas de impuestos expiren como está previsto en el 2013, podría ser una amenaza para el crecimiento.

Se prevé que la economía de Japón se expanda un 2,0 por ciento este año y un 1,5 por ciento en el 2013, tras un auge por el proceso de reconstrucción tras el terremoto y tsunami del año pasado, aunque la recuperación del comercio mundial sería un apoyo.

Un repunte del intercambio mundial sería un punto destacado para muchas economías, ya que la OCDE prevé un alza del 4,1 por ciento este año y un 7,0 por ciento en el 2013.

El gigante exportador China, que no pertenece a la OCDE, crecería un 8,2 por ciento este año y un 9,3 por ciento el 2013, dado que las rebajas de tasas de interés y un mayor gasto social elevarían la demanda interna.

Related Posts

Deja un comentario

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com