Compartir

Quito.- (EFE).- El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, dice sentirse «aliviado» por la llegada de las primeras vacunas después de once meses de lucha contra la covid-19, y afirma que en marzo estarán en el país los dos millones de dosis adquiridas.

«Conversé (el jueves) con la presidenta de Pfizer internacional y me garantizó que la totalidad de la adquisición, que son dos millones de vacunas, más posiblemente dos millones más que estamos tramitando, llegarán a fines de marzo», dijo el presidente en una entrevista con Efe.

«Ese momento sí sentiremos un alivio mayor porque prácticamente la vacuna estará disponible para todos los ecuatorianos que necesiten vacunarse», añadió.

Ecuador comenzó a recibir las primeras vacunas el miércoles pasado, 8.000 de un paquete inicial de 86.000, que ya están siendo administradas al personal médico de primera línea y personas de avanzada edad.

Moreno, que recibió una parte del lote en el aeropuerto de Guayaquil, confirmó que había «expectativa» por la llegada, a pesar de que «todavía no han llegado en la cantidad que nosotros hubiéramos deseado».

El lote inicial, correspondiente a la «fase cero» irá llegando en entregas periódicas estas tres próximas semanas.

Según las últimas cifras, en el país andino hay acumulados 241.292 casos de la covid-19, y un numero de fallecidos de 14.623 decesos.

Moreno destacó que «el momento más difícil, sin duda alguna, fue fines de marzo y abril del año pasado, en el cual, todavía no teníamos información adecuada de cómo prevenir, la pandemia».

«Esos días fallecieron muchas personas en Guayaquil, en más de una ocasión se nos ha reclamado el hecho de no haber podido controlarlo, pero no hubo información, no teníamos la experiencia que tenemos ahora», se justificó.

FRUSTRACIÓN EN GUAYAQUIL

De aquellos días, recuerda la «frustración» de no poder frenar la enfermedad, y la «decepción principalmente con aquellos que se aprovecharon de la pandemia para hacer sus actos de corrupción.

Pero recuerda que desde entonces ha habido un proceso de aprendizaje preventivo y «es por eso que, actualmente, Ecuador es uno de los países que menor porcentualidad de fallecimientos (..) tiene en América Latina» y «el país con los mejores índices en cuanto a morbilidad en la región».

Preguntado por Efe sobre el bajo número de vacunas recibidas por su país, en comparación con otros que disponen ya de millones, Moreno explicó que «estábamos dispuestos a comprar la vacuna que primero obtenga esa tercera prueba tan esperada de fidelidad, pero claro, no sabíamos cuál».

Y aunque se alegra por el que países como EEUU o Israel dispongan de esas vacunas en cantidades mucho más grande, considera que la ONU debería actuar para un reparto más solidario, porque «este es un principio de solidaridad: o nos salvamos todos o no se salva nadie, así de simple».

(c) Agencia EFE