Nacionales

Momento cívico recordó Primer Grito de la Independencia

Compartir

Zamora.- Ceremonia solemne del Gobierno Municipal de Zamora rindió homenaje a los hombres y mujeres que marcaron el camino hacia la independencia ecuatoriana.

En vísperas de la conmemoración del Primer Grito de Independencia, el momento cívico del Gobierno Municipal de Zamora rememoró los acontecimientos del 10 de agosto de 1809 a través de una ceremonia solemne.

Francisco Lupercio, abogado de la Dirección Municipal de Asesoría Jurídica, expuso la conferencia alusiva a la fecha, destacando que con este hecho culmina un largo proceso de concienciación de la necesidad de que la Real Audiencia de Quito se transforme en un Estado soberano.

Todo empezó el 9 de agosto de 1809 cuando un grupo de patriotas organizó la junta soberana de Quito en casa de doña Manuela Cañizares, como resultado de los movimientos libertarios encabezados desde principios del siglo XIX por Juan Pío Montúfar, Marqués de Selva Alegre, y Francisco Eugenio de Santa Cruz y Espejo.

Al día siguiente, 10 de agosto de 1809, los criollos se rebelan contra el presidente Ruiz de Castilla y declaran insubsistente el gobierno de la Audiencia creando una Junta de Gobierno presidida por Juan Pío Montúfar.

Se suscribe un acta confirmando la rebelión a la vez que organizando de manera diferente la administración de la Audiencia.

“En esta acción libertaria fueron protagonistas los diputados barriales, diputados del pueblo, criollos ecuatorianos dignos representantes de la nueva raza y de la nueva Nación libérrima a la que estaban dando paso con su heroica hazaña a la patria que se llamaría Ecuador”, expresó Lupercio.

Se instaló una junta provisional, presidida por el Marqués de Selva Alegre, quien luego se autoexcluyó, ya que el movimiento tomó un giro en sus lineamientos, dejando a un lado la lealtad al Rey Carlos. Montúfar cedió, entonces, el puesto a Morales, Quiroga y a otros.

Poco después, la Monarquía retomó el poder en España y en Quito, el poder volvió al Conde Ruiz de Castilla.

Este se comprometió a no tomar represalia pero la mayoría de patriotas fueron encarcelados, produciéndose un año después, el 2 de Agosto de 1810, la matanza de casi todos ellos.

“La Revolución de Quito no fue un movimiento meramente local, sino que tuvo en la mira la liberación de un país que estaba gestándose.

Generó la conciencia de identidad propia y estuvo conectada con un movimiento más general: el de toda Hispanoamérica, que estallaba en rebeliones y protestas contra las autoridades españolas”, manifestó Lupercio.

Related Posts

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com