Nacionales

Médicos cubanos van a ampliar su presencia en casas de salud del país

Compartir

COLTA-MANTA.- (Diario EL UNIVERSO).- Un traumatólogo, un cirujano, un imagenólogo (para rayos X), una anestesista, una podóloga, un inspector sanitario, un traumatólogo y dos enfermeras, además de técnicos en salud. Este es el personal cubano que presta sus servicios en el hospital de Colta (Chimborazo) desde hace unos siete meses. Su estancia durará dos años, según un convenio entre los ministerios de Salud de ambos países.

Este grupo es como la marca cubana, como el preámbulo de lo que será una mayor presencia de médicos de ese país en Ecuador. Hace nueve días, en Manta (Manabí), la ministra de Salud, Carina Vance, anunció que a fin de mes llegará un grupo de 25 profesionales cubanos, 10 de los cuales irán a los hospitales manabitas.

Además de la brigada de Colta, Cuba también hace presencia en tres hospitales oftalmológicos: Machala, Latacunga y Santa Elena, que funcionan con éxito desde hace más de cuatro años. En el caso de Machala está involucrada directamente la Municipalidad local.

Vance dijo que los médicos foráneos asumirán los puestos vacantes de especialistas que renunciaron semanas atrás. En Manta, por ejemplo, cuatro dejaron el hospital Rafael Rodríguez Zambrano, luego de que se les aceptara la renuncia. Otros diez están en espera de que se dé paso a su dimisión.

Los especialistas y gremios de profesionales del ramo han rechazado el anuncio de la ministra sobre la llegada de los cubanos. Ella señaló que es un contrasentido ese descontento, pues si los ecuatorianos no desean trabajar o no hay especialistas, se debe aprovechar los convenios con Cuba.

La podóloga Ana Salazar es una de las profesionales que se han adelantado al país y atiende en el hospital de Colta. Para dialogar con este Diario debió pedir autorización al jefe de la brigada (Luis Mario Carrasco, cirujano). Él, a su vez, solicitó la venia del contratante. “En este caso es el Ministerio de Salud Pública, porque así se nos dijo”, menciona Carrasco.

Cumplido el trámite, Salazar ratifica que es parte de la brigada médica y que su labor es tratar las afecciones de los pies y realizar acciones preventivas. Su trabajo es de toda la semana, pero de manera itinerante. Lunes en el hogar de ancianos de Riobamba; martes y viernes en el hospital de Guamote; miércoles y jueves en Cajabamba (Colta). Además ofrece charlas en las comunidades rurales sobre los cuidados y orientaciones sanitarias.

La tarea es educativa, preventiva y de tratamiento, señala Salazar. En sectores apartados hay un grupo básico de trabajo conformado por enfermeras y promotores de salud, quienes realizan atención primaria. Allá también han llegado la podóloga, el traumatólogo y otros especialistas.

“Nuestro salario lo tenemos en Cuba y entonces lo que aquí nos dan es como un estipendio (un monto económico)”, señala, sin precisar el monto.

Carrasco, jefe de la brigada cubana, explica que la tarea es ayudar al modelo de servicio integral de salud del Ecuador.

“O sea, con la experiencia cubana, apoyar al modelo ecuatoriano, sobre todo en la atención primaria. Aunque tenemos también especialistas que apoyan en la labor hospitalaria, en este caso formado por anestesistas, cirujanos, podólogos, fisioterapeutas y traumatólogo. Pero el grueso del trabajo de esta cooperación está en la atención primaria”, manifiesta.

En el distrito Colta-Guamote, según especifica el cirujano, la atención primaria la dan especialistas en nutrición, promoción de salud, higiene y epidemiología, así como enfermeras que, en conjunto con los equipos de salud ecuatorianos, trabajan en diferentes sectores comunitarios. Son 35 personas que forman la brigada que vino de Cuba.

Ellos, según Carrasco, tienen una misión: transferir a los ecuatorianos la experiencia científica (de Cuba). El médico aclaró que no puede decir sobre cubrir vacantes, como lo harían sus colegas que vendrán a fines de mes. “Nosotros no estamos cubriendo vacantes de las plazas que tiene el Ministerio de Salud; nosotros estamos cumpliendo un convenio de colaboración en conjunto con los trabajadores de la salud ecuatoriano, o sea, en ningún momento venimos a cubrir vacantes”.

Tampoco menciona el presupuesto que se maneja para esta labor, pues el convenio es entre ministerios.

Este Diario solicitó al Ministerio de Salud, vía correo electrónico (como así se requirió), detalles sobre este convenio y sobre la llegada de los nuevos profesionales. Hasta el viernes no se recibió ninguna respuesta a ese pedido.

Una dirigente del sindicato de trabajadores del hospital de Colta señala que lo favorable para la casa de salud es que ahora cuenta con especialistas que antes no tenía. Mientras, la paciente Ivón Guamán indica: “Antes se venía con alguna dolencia y había que esperar mucho tiempo, porque no había médicos. Ahora las cosas cambiaron con los cubanos”.

Textuales: Sobre cubanos
Miguel Andrade
Jefe de cirugía en Manta
“Esa contratación (de profesionales cubanos) demuestra el desprecio del Gobierno hacia los médicos del país”.

Related Posts

Deja un comentario

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com