Internacional

McLaren da el primer golpe

Compartir

Tomado: Diario El País de España
Redacción: Manel Serras

Australia.- El cambio de jerarquía parece encaminado en el Mundial de fórmula 1. El gran predominio de Red Bull la pasada temporada no se reprodujo al menos en la primera carrera del año, el Gran Premio de Australia. McLaren ha realizado un trabajo excepcional en el diseño de su nuevo coche y su innovadora parte delantera le está ofreciendo unos resultados impensables. El sábado sus dos monoplazas coparon la primera línea de la parrilla. Y hoy, Jenson Button dejó constancia del potencial de los bólidos británicos, encaramándose en lo más alto del podio, por delante de un inconformista Sebastian Vettel y de Lewis Hamilton, perjudicado por la estrategia del equipo.

Button, de 32 años, logró su 13ª victoria, la primera desde el GP de Japón del año pasado, cuando los McLaren ya comenzaban a levantar cabeza frente al dominio de los Red Bull. El piloto británico, campeón mundial en 2009 cuando Ross Brawn se inventó el doble difusor para superar a todos los demás rivales, volvió a dar algunas muestras de su excelente conducción. Realizó una extraordinaria salida en la que superó a su compañero de equipo, Hamilton, y fue manteniendo su posición, marcando vueltas rápidas y asegurándose el liderato incluso después de los dos cambios de neumáticos que realizó.

Tanto él como Hamilton controlaron la carrera hasta que la entrada del coche de seguridad en la vuelta 37, como consecuencia de que Petrov tuvo que dejar su bólido aparcado en la recta de salida, le relegó a la tercera posición por culpa de un error estratégico que permitió a Vettel –que cambió neumáticos justo cuando el coche de seguridad entró en pista- copar la segunda posición y a Webber, que realizó la misma estrategia, situarse en la cuarta por delante de Fernando Alonso. Red Bull ha perdido la primera batalla, pero sus coches siguen estando en la lucha por las victorias y no sería extraño que ya en Malasia, dentro de una semana, el mago Newey se sacara algún invento de la chistera –¿conducto F como el de Mercedes?- para dar más estabilidad a sus coches y ganar una punta más de velocidad. Su problema principal, ahora mismo está en la clasificación, porque en ritmo de carrera no están lejos de McLaren que ha asumido una posición de predominio.

Fernando Alonso, por su parte, realizó una carrera excepcional que concluyó con una remontada desde la 12ª posición en que salió hasta la quinta posición. Su salida fue muy buena y logró superar de entrada a cuatro rivales y colocarse ya octavo. Sin embargo, el abandono de Sebastian Grosjean y un adelantamiento sobre Maldonado le permitió avanzar hasta la sexta posición y cambiar por completo su perspectiva de la carrera. Mientras él avanzaba, su compañero de equipo, Felipe Massa, se perdía en medio del pelotón dando una muestra más de su mediocridad. Alonso acabó quinto. Massa iba 13º cuando tuvo que abandonar en las últimas vueltas tras un choque con su compatriota Bruno Senna.

Sin embargo, el salto cualitativo de Alonso fue más producto de su aportación personal que de las prestaciones de su coche. Ferrari no ha acertado con el diseño del F2012. La muestra más evidente fue la pésima clasificación que realizaron el sábado. Sin embargo, en ritmo de carrera no están tan lejos como cabía suponer de sus principales rivales. Domenicalli, el director del equipo, comentó antes de la carrera que las cosas “no van a ser fáciles para nuestros pilotos”. Pero ni él ni nadie podía imaginarse que, en estas condiciones, Alonso pudiera concluir quinto, y manteniendo un ritmo muy similar al de los primeros en algunas fases de la carrera. Hay mucho trabajo por delante para los ingenieros de Maranello.

“Sabíamos que la carrera sería difícil. Acabar quintos era uno de los objetivos, pero lo tuve difícil por el acoso final de Maldonado, hasta que su accidente me permitió respirar tranquilo”, señaló Alonso. “Lo importante ahora es mejorar y buscar estas dos o tres décimas que nos faltan en la clasificación. En carrera estamos más cerca de los primeros. Pero nuestra prioridad es intentar mejorar. Nos falta algo de velocidad punta, pero también nos faltan otras cosas”.

La gran decepción de la primera carrera fue Mercedes. Partió con grandes expectativas y se marchó de Albert Park con el abandono de Michael Schumacher por un problema en la caja de cambios, y con la 12ª posición final de Nico Rosberg. Sin embargo, tanto Mercedes como Renault dejaron muestras de su potencial y hay que contar con ellos para las próximas carreras.

Related Posts

Deja un comentario

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com