Compartir

Loja.- (@srradioEc).- El fuerte invierno que afecta a la provincia de Loja ha generado una serie de inconvenientes en las vías rurales, ante ello la Prefectura, a través de su área de Vialidad, mantiene todo el equipo caminero en varios frentes de trabajo, como es el caso de la vía antigua a Cuenca.

Héctor Becerra, operador de maquinaria de la Prefectura, señala que en este sector se produjeron una serie de inconvenientes en la vía principal, razón por la que de manera inmediata se dispuso el equipo caminero para realizar la limpieza de derrumbes, “nuestra meta es atender prioritariamente esta vía, beneficiando a productores, ganaderos y moradores en general… son fenómenos de la naturaleza, pero aquí estamos, para limpiar la vía”.

Gonzalo Montaño, vocal del Gobierno parroquial de Jimbilla, manifiesta que se trabaja en coordinación entre las dos instituciones, “gracias a los técnicos y al Prefecto que está preocupado por estos daños; en los puntos más críticos trabaja la Prefectura, como en Chirimoyo, en donde se habilita el paso a diario, otras máquinas se encuentran rasanteando y limpiando cunetas en el sector Masaca.

De acuerdo a lo planificado, desde esta semana se trabaja con una retroexcavadora del Gobierno Parroquial de Jimbilla en la limpieza de alcantarillas, “estamos sufriendo, pero como autoridades estamos conscientes para ayudar a los moradores de las comunidades de todo este sector”.

De igual manera, Polibio González, morador del sector Chirimoyo, destaca la labor fundamental de la Prefectura con la limpieza de la carretera y material que amenazaba con la estabilidad de sus viviendas.

Barrios como La Chonta, Chirimoyo, Sevilla de Oro, San Juan, Los Molinos, entre otros, se benefician con la intervención de la entidad provincial, el equipo caminero de la Prefectura está ubicado en sitios estratégicos, por lo que se debe tener las precauciones necesarias para evitar inconvenientes.