Política

Manifiesto de la coalición ética y política

Compartir

El Ecuador ha ido de tumbo en tumbo durante trece años y así continúa, sin que se aprecie visión y voluntad de enderezar las cosas. El actual presidente ha fracasado ya tres veces en la selección de vicepresidente: dos han sido destituidos por actos de corrupción; el tercero se marchó, renunció sin concluir la función constitucional y el periodo para el que fue elegido, abriendo un período de incertidumbre de grandes efectos nacionales y afectación al prestigio, imagen y confianza internacional, particularmente en los medios financieros con los que estamos renegociando nuestra inmensa deuda internacional.

Para reemplazar al renunciante, que sale a buscar una función electoral, el Presidente ha enviado una terna integrada por sus más cercanos ministros y secretarios, que no han cumplido con la más elemental condición legal previa: renunciar, no desempeñar una función pública.

Resulta que estos ministros y secretarios son los responsables directos de lo que ha ocurrido en este tiempo de pandemia, de la que no hemos salido, que cada día se agrava y sale de control. Los escándalos de lo que se conoce como el reparto de los hospitales, donde se dio licencia a asambleístas aliados y otros amigos, a que hagan y deshagan con ellos; a que compras de medicina e insumos médicos fundamentales con sobreprecios gigantescos y la entrega ilegal de carnets a falsos discapacitados, tuvieron lugar bajo la autoridad principal de los que ahora encabezan la terna, y cuya responsabilidad debe ser investigada por la Fiscalía General.

Si se establecieran responsabilidades contra un miembro de la terna que fuera elegido, nuevamente el Ecuador, su gobierno, tendría que buscar a un nuevo vicepresidente, el quinto. El gobierno debería curarse en salud: retirar su terna e integrar una nueva con representantes ciudadanos, no comprometidos con los partidos políticos, que le inspiren confianza a la ciudadanía.

El país ha sido testigo durante 13 años de continuos crímenes jurídicos contra la Constitución de la República y los más descarados actos de corrupción cometidos por el poder constituido contra la institucionalidad, la fe pública y toda la sociedad en su conjunto. Los Gobiernos de Rafael Correa Delgado y Lenin Moreno Garcés, bajo la premisa del poder constitucional, repetitivamente han violado nuestras leyes que la cobijan, siendo los dos culpables del mayor desastre moral, político, social y económico jamás registrado en la historia del Ecuador.

El Gobierno ha perdido la capacidad moral de gobernar. Los escasos recursos nacionales han sido despilfarrados; no existe un programa económico; la deuda (pública y privada) ha generado una iliquidez estatal; el sistema de salud ha colapsado; la seguridad social (IESS, ISSFA, ISSPOL) está en quiebra. Adicionalmente, no existen garantías constitucionales de que el próximo proceso electoral se efectúe bajo criterios de idoneidad democrática.

Terribles peligros amenazan la existencia misma del Ecuador, de los cuales el más grave es la falta de valores éticos, este pronunciamiento ciudadano constituye un deber cívico pues nuestros gobernantes son los responsables directos de este desastre. Desde hoy, todos somos fiscales en una gran cruzada para poner al descubierto a los corruptos e imponer un distanciamiento social con aquellos que se han beneficiado inescrupulosamente del dinero del pueblo.

El rechazo de la sociedad a los permanentes escándalos de corrupción y protección del Gobierno a los mismos, está generando los justificativos para un estallido social y desestabilización.

La Conferencia Episcopal, consciente de la crisis ética, moral y cívica por la que atraviesa nuestro país, en la carta abierta al pueblo ecuatoriano, manifiesta categóricamente: “…Por ello, pedimos a todos que no se conformen con tener que vivir sometidos a los dictados de la corrupción”. Hacemos nuestras las expresiones vertidas y expresamos nuestro compromiso de recuperar la ética pública para rescatar a la Patria.

Related Posts

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com