Nacionales

Manifestantes a favor y en contra del Agua se encuentran en Quito.

Compartir

QUITO.- Un movimiento inusual se observa desde el centro hasta el sur de la ciudad de Quito, con el ingreso de grupos sociales, que se unieron a la marcha por la Vida, el agua y la dignidad de los pueblos ancestrales, que se inició el pasado 8 de marzo, desde la ciudad de Tundaymi en la provincia de Zamora Chinchipe, encabezada por su prefecto Salvador Quishpe.

Con el sonido de la Quipa y la Wuipala (la bandera indígena), son la fortaleza de los caminantes, a más de los rituales que se dieron en cada una de las comunidades orientales e internadinas, a su paso dejaban el mensaje de defender el agua, que puede ser devastado por la presencia de las mineras en el país.

A esta marcha de los movimientos sociales, concitó la atención del Gobierno Nacional, y en cada una de las poblaciones desplegó las ferias ciudadanas, con la finalidad de contrarrestar la presencia y atención de los pobladores, pero desde su inicio la convocatoria hecha por el Prefecto de Zamora Chinchipe, tuvo la acogida, incluso de algunas autoridades seccionales, como el Prefecto del Azuay, Paúl Carrasco.

Marco Guatemal presidente de la FICI manifestó que los caminantes serán recibidos por el Pueblo Kayambi en horas de la tarde en el sector de Cajas, en la frontera con Pichincha se realizará una ceremonia para recibir el año nuevo andino a la vez de retomar fuerzas para esta marcha y sumarse a quienes vienen desde el Sur de país.

Para Diego Soto, presidente del Frente Popular la decisión de sumarse a esta iniciativa de la CONAIE respalda el derecho de los pueblos por reivindicar las exigencias contempladas en el “Mandato de la Marcha” que entre otros aspectos rechaza la profundización del modelo capitalista a través de la actividad extractivista como la minería así como el alto costo de la vida en el aumento de impuestos y la “disciplina” tributaria que los ecuatorianos tienen que llevar, y que perjudica a los más pobres por la falta de habito tributario.

Así mismo se exige el acceso a libre educación, el respeto a la autodeterminación de los pueblos y sobre toda el alto a la criminalización de la protesta social que el actual gobierno mantiene con alrededor de 300 dirigentes sociales por defender la vida.

Alertan de posibles agresiones:
El presidente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie), Humberto Cholango, ha informado dicho hoy de que ha alertado a todas las comunidades aborígenes país para que estén preparadas ante posibles agresiones los participantes en una marcha en contra de la minería.

“Hay gente con mucho odio, desde ministerios que van a intentar tal vez agredirnos, entonces obviamente que nosotros si es que recibimos una agresión, recibimos ataques en la ciudad de Quito por parte del Gobierno, obvio que nosotros también vamos a defendernos en todo el país”, ha dicho en una reunión con la prensa extranjera.

Cholango ha adelantado que las comunidades indígenas en “alerta” esperan el aviso de la Conaie en el caso de que haya violencia contra ellos, pero no quiso dar más detalles al respecto.

Por su parte, la ministra de Coordinación de la Política, Betty Tola, ha declarado en rueda de prensa que “no habrá ningún tipo de impedimento” para que los manifestantes lleguen a Quito, aunque consideró que en la movilización hay claros “intereses golpistas”.

La marcha convocada por los grupos indígenas se encuentra en la localidad de Uyumbichu, a unos 20 kilómetros de la capital ecuatoriana

Related Posts

Deja un comentario

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com