Internacional

Man Haron Monis, un refugiado iraní convertido en terrorista

Compartir

(EL MUNDO).- El clérigo iraní, que estaba en libertad bajo fianza y sobre el que pesaban más de 40 cargos por abusos sexuales, solicitó asilo político en 1996. Decía ser experto en magia negra y era un conocido activista contra las operaciones militares de Australia.

Australia jamás pensó que Manteghi Bourjerdi, un refugiado iraní que fue acogido en 1996 tras su petición de asilo político, se convertiría en el terrorista que ha sembrado el terror en Sydney reteniendo a varias personas como rehenes en el interior del Lindt Café del área financiera de Martin Place (una de las cuales ha fallecido).

Y es que así se llamaba el clérigo radical islámico de 49 años que hoy el mundo conoce bajo el nombre de Man Haron Monis, aunque gustaba usar el título de Sheikh Haron (Jeque Haron), que le abalaba en su trabajo como médium. Antes de convertirse en terrorista, el iraní era ya conocido por la sociedad australiana. Clamaba ser experto en numerología, astrología y magia negra y se ganaba la vida pasando consulta en Wentworthville, en Nueva Gales del Sur. Sus tareas metafísicas atrajeron a su centro a gran número de mujeres que acudían en busca de “consuelo espiritual” tras verlo anunciado en periódicos regionales.

Los anuncios de sus dotes llegaron incluso a aparecer, entre 2000 y 2002, en periódicos españoles, como revelaron las investigaciones llevadas a cabo por el inspector Michael Haddow. El 14 de marzo de este año fue arrestado en Bexley North, la zona sur de Sydney donde residía, por abusar sexualmente de una de ellas en agosto de 2002, según recogió ‘ABC News’, a pesar de que le había ordenado a ésta que “no contara nada de lo ocurrido”.

Un delincuente acorralado

El ‘jeque’ se encontraba en libertad bajo fianza y sobre él pesaban más de 40 cargos por abusos sexuales. En su opinión, estos cargos tenían una “motivación política” e incluso se había atrevido a comparar su caso con el de Julian Assange, fundador de Wikileaks y acusado de violación y acoso sexual por el sistema judicial sueco, como recoge ‘BBC’.

Según Manny Conditsis, el abogado que le asistió durante el proceso que le encausaba como cómplice del asesinato de su ex mujer y madre de sus hijos, Noleen Hayson Pal, Man Monis “podría haber sentido que no tenía nada que perder”, de ahí que participara “en algo tan desesperado e indignante como esto”, como ha declarado a ‘ABC News’. Conditsis ha añadido que “su ideología era tan fuerte y poderosa que le nublaba su visión del sentido común y la objetividad” y ha apuntado a que “se quejaba del pobre trato recibido” cuando estuvo en prisión.

Finalmente, Man Haron Monis ha muerto durante la liberación de los rehenes que han llevado a cabo las brigadas policiales australianas en el Lindt Café. Los expertos lo han considerado como un lobo solitario “posiblemente no muy bien preparado”, según ha declarado Anne Aly, directora del programa de investigación sobre contraterrorismo de la Universidad de Curtin a ‘BBC’, y no se le han conocido vínculos con grupos yihadistas.

Related Posts

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com