Blog

 Breaking News

Los líderes africanos dan la espalda a la crisis libia

Los líderes africanos dan la espalda a la crisis libia
julio 01
18:54 2018
Compartir

Nuakchot.- (EFE).- Los jefes de Estado y Gobierno reunidos en Nuakchot para la 31 cumbre ordinaria de la Unión Africana (UA) han dado la espalda a la crisis libia y han preferido mandar mensajes de apoyo a las conversaciones en Sudán o a un eventual arreglo del conflicto en el Sáhara Occidental.

En paralelo a la cumbre, hoy había prevista una reunión de presidentes de los países vecinos de Libia, pero “se cayó” del programa sin explicaciones oficiales.

De hecho, dos responsables de estos países vecinos abandonaron Nuakchot durante la jornada de hoy, sin esperar siquiera a la conclusión de la cumbre mañana. Fueron el primer ministro egipcio, Mustafa Medbuly, y el presidente del Consejo Presidencial del gobierno de reconciliación libio, Fayaz Al Sarraj.

El propio anfitrión de la cumbre, el Presidente mauritano Mohamed uld Abdel Aziz, mostró ayer su desapego por la cuestión libia lanzando además una indirecta que todos entendieron dirigida hacia Francia, sobre todo porque lo hizo durante una entrevista con la cadena pública de ese país France 24.

“Hay países que son responsables de la destrucción de Libia. Son ellos los responsables de la situación actual (…) Había un régimen extraño, pero las cosas funcionaban con naturalidad antes de la destitución de ese régimen”, reflexionó, en alusión a la intervención del Gobierno francés de Nicolas Sarkozy para deponer a Gadafi en 2011.

Sobre la conveniencia de celebrar elecciones en ese país, se mostró escéptico: “No creo que unas elecciones resolverían el problema en Libia, pues ningunos comicios pueden celebrarse sin medidas de seguridad”.

Las palabras de Aziz tienen más calado sobre todo porque se producen en vísperas de que mañana lunes llegue a Nuakchot el nuevo presidente francés, Emmanuel Macron, donde se reunirá el lunes con sus homólogos del llamado G5-Sahel (formado por Mauritania, Níger, Mali, Burkina Faso y Chad), coalición apadrinada por Francia.

Esa reunión analizará el momento de realización de la fuerza del G5, que ha arrancado a duras penas sobre el terreno tras la designación de los oficiales de enlace de sus cinco integrantes y la elección de la ciudad maliense de Sévaré como su cuartel general.

Al viaje de Macron le han precedido un ataque el pasado viernes contra ese mismo cuartel general (seis militares malienses muertos) y otro dirigido contra un convoy de la fuerza francesa Barkhane también en Mali el día de hoy, con varios muertos franceses (aún por confirmar por parte de París), y con víctimas malienses.

Otro conflicto continental, el de Sudán del Sur, sí fue evocado hoy abiertamente en la sesión de apertura.

Así, el presidente en ejercicio de la UA, el jefe de Estado ruandés Paul Kagame, hizo un llamamiento a los protagonistas del conflicto sursudanés a respetar el acuerdo firmado hace cuatro días en Jartum, apadrinado por el presidente sudanés Omar El Bechir.

En un tono casi amenazante, Kagame dijo a los dos grandes rivales sursudaneses, el presidente Salva Kiir y su rival Riek Macahar : “La Unión Africana espera que todas las partes respeten el acuerdo”.

El conflicto del Sáhara Occidental también ha sido tratado en bambalinas debido a la oposición de Marruecos, que lo considera un asunto exclusivamente interno; hoy, el presidente de la Comisión Africana (órgano ejecutivo de la UA), Moussa Faki Mahamat, presentó a puerta cerrada un informe con sus conclusiones sobre el tema tras una gira por los países afectados.

Según pudo saber Efe, la UA piensa nombrar una comisión que proponga algún tipo de solución al conflicto saharaui, pero es de prever una tenaz oposición de Marruecos a la idea de esa comisión.

En Nuakchot no ha sentado muy bien que la representación de Marruecos a la cumbre se haya limitado a su ministro de Exteriores, Naser Burita, especialmente después de que la anterior, la de Adis Abeba, contara con la participación a bombo y platillo del mismo rey Mohamed VI.

En cuanto a otras cuestiones continentales, el jefe de Estado mauritano recordó los grandes desafíos de seguridad del continente, y citó el terrorismo, el tráfico de droga y la multiplicación de focos de tensión.

Subrayó que son las disparidades sociales y económicas del continente las que empujan a los jóvenes africanos a la radicalización y al extremismo. (Por Maarouf uld Daa).

 

About Author

admin

admin

Related Articles

Radio en vivo

Facebook

Multimedia – Audios

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com