Compartir

Loja.- (@srradioEc).- Pese a los esfuerzos que hace el personal de la Unidad Municipal de Agua Potable y Alcantarillado de Loja, Umapal, no ha sido posible avanzar con la reparación de los dos daños presentados en los sistemas de agua Curitroje y Carigán.

Las fuertes lluvias no permiten hacer el trabajo, en el sector Quillollaco la quebrada destruyó el paso subfluvial y arrastró la tubería en al menos 30m. Ahora tratan de reparar esta avería y a largo plazo analizan la posibilidad de cambiar la ruta de la línea de conducción, el costo aproximado es de dos millones de dólares.

Lo relacionado a Carigán también es complejo debido a las lluvias, “no es tanto la reparación la dificultad sino las lluvias que no dejan seguir con las labores, hay una serie de derrumbes que no dejan avanzar”, señala Rafael González, director de la Umapal.

El funcionario aspira que hasta el martes 16 de marzo se pueda culminar los trabajos en Masaca y restablecer el ingreso de agua a la planta Carigán. “El problema es una vez que se envié el caudal no se produzcan roturas, considerando que en los 40km de conducción el terreno es inestable”.

Señaló que la plataforma de conducción entre Solamar y Zalapa, todo el recorrido está construido en forma paralela al canal de Santiago y con las continuas lluvias se ha producido deslizamientos a lo largo del canal y por ende tampoco se puede coger agua de este proyecto.

Mientras continúa la emergencia, a través de tanqueros de Obras Públicas, Fuerzas Armadas y Bomberos se entrega agua a los barrios que no cuentan con el servicio, sin embargo, no cubren toda la demanda y con la declaratoria de emergencia se espera poder contratar tanqueros para llegar a más sectores afectados por la falta de líquido.