Nacionales

Lentes sin medida: ¿cuándo utilizarlos y cuáles son sus beneficios?

Compartir

Todas las personas pueden beneficiarse de lentes de protección y relajación, sin medida. Sus principales funciones son proteger los ojos de factores que pueden dañarlos y prevenir posibles lesiones visuales. ¿Cómo actúan estas soluciones y en qué situaciones se requiere su uso? Óptica Los Andes (OLA) comparte información valiosa al respecto para que la ciudadanía pueda aprovecharlos de mejor manera.

“Existe la percepción de que solamente las personas que tienen dificultades para ver, a alguna distancia, necesitan utilizar lentes. Sin embargo, con el paso del tiempo y el aparecimiento de nuevas tecnologías, distancias de trabajo inadecuadas y factores ambientales de riesgo alto; se ha generado la necesidad de contar con una protección visual integral, incluso para quienes no tienen dificultades para apreciar los objetos a diferentes distancias”, explica Karla Aguirre, optómetra de OLA.

¿Qué son los lentes sin medida y cómo actúan?

● Los lentes sin medida facilitan el descanso del ojo cuando realiza actividades por largos periodos de tiempo y está expuesto a factores de riesgo, los cuales pueden generar fatiga o deterioro a largo plazo. Generalmente actúan como bloqueo a estos factores y se caracterizan por contar con filtros individuales o combinaciones de protección, dependiendo de la actividad y necesidades del paciente:

○ Filtro Antirreflejo.

○ Filtro UV.

○ Filtro de luz azul.

○ Potencias leves para relajación de enfoque.

○ Antirayas y películas que repelan el agua y el polvo (para darle más vida útil a los lentes).

● Estas características permiten proteger al ojo de diferentes iluminaciones y factores ambientales como: rayos UV, luz azul de los dispositivos digitales, reflejos molestos de las pantallas digitales, entre otros. Al evitar y controlar el ingreso de estos rayos, la persona sentirá mucha comodidad para la realización de diferentes actividades por periodos prolongados, ya sea a corto y mediano plazo.

● Estas soluciones además ayudan a prevenir posibles lesiones, ya que la exposición acumulada a los factores mencionados puede desencadenar en diferentes patologías como cáncer de párpados, pterigion, cataratas, degeneraciones maculares y daños a nivel retinal de manera generalizada, comprometiendo severamente la visión de la persona y su desempeño.

¿Cuándo utilizar lentes sin medida?:

Karla Aguirre, optómetra de Óptica Los Andes, señala que todas las personas pueden utilizarlos, sin embargo, existen ciertas condiciones o actividades en los que son altamente necesarios, por ejemplo:

● Exposición prolongada a la luz azul, generada por las pantallas de los dispositivos digitales. De acuerdo a investigaciones actuales, esta sobreexposición causa la muerte de las células retinales. es el principal factor de la degeneración macular, además de ser un inductor de estrés e inhibidor del sistema inmunológico. La mejor manera de proteger al ojo de la luz azul es filtrando, dentro de su espectro, los rayos azul-violeta que son perjudiciales, permitiendo pasar solamente los rayos azul-turquesa que sí son beneficiosos para los ciclos de sueño/vigilia y el equilibrio hormonal. Es por ello que se recomienda utilizar lentes con filtro -no bloqueo del 100%- de luz azul, mismos que no permitirán el paso de las dañinas ondas azul-violeta y admitirán el paso de las gamas azul-turquesa.

● Actividades que exigen mantener la mirada, por mucho tiempo, sin parpadear, hacia alguna pantalla digital: televisión, videojuegos, celular, tablet, entre otros.

● Existe resequedad, picazón o ardor en los ojos después de una jornada de trabajo.

● Cuando el viento seca la película lagrimal, haciendo que los ojos se pongan rojos e irritados.

● En la conducción nocturna, sobre todo cuando las luces de los demás carros “encandilan” al conductor.

● Exposición constante y directa de los ojos a la luz natural, la cual se refleja en la pantalla del computador, o a la luz halógena. Generalmente, si esto es algo habitual del lugar de trabajo o estudio.

● Cuando existe fatiga visual.

● Lectura prolongada.

Sobre los síntomas de factores externos que puedan estar dañando a los ojos:

Existen algunas señales de alerta cuando el ojo está expuesto a un factor de riesgo que lo puede lesionar. Las más importantes son:

● Ardor.

● Enrojecimiento.

● Lagrimeo constante.

● Agotamiento.

● Cefaleas frecuentes (dolor de cabeza).

● Fotofobia (sensibilidad marcada a la luz).

● Ojo seco (enfermedad que afecta a la superficie ocular y que produce molestias, problemas visuales y, en algunos casos, lesiones en la córnea y la conjuntiva).

● Cataratas (opacidad de la lente natural o cristalino del ojo, que se encuentra detrás del iris y la pupila).

● Pterigium (bulto elevado, en forma de cuña, en el globo ocular, que comienza en lo blanco del ojo y puede invadir la córnea).

● Daños a nivel de retina.

Related Posts

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com