Noticias Locales

¡LAS UNIVERSIDADES SE ELITIZAN!

Compartir

Patricio Valdivieso Espinosa
pavevaldivieso@hotmail.com

Históricamente la Universidad era para los hijos de los pudientes, que terminaban el colegio y preparaban maletas para enrolarse en las Universidades de Quito o Guayaquil; cuando regresaban, eran los prósperos pensadores, los mentores empresariales, los catedráticos de alto rango. Con el pasar del tiempo, las luchas sociales y el Federalismo Lojano, se alcanza a universalizar el libre ingreso, ampliando la posibilidad de que las provincias que fueron rezagadas por el bicentralismo, logren que la gente de todos los estratos encuentren en la educación superior, la posibilidad de superarse, potenciar sus destrezas profesionales, mejorar su estilo de vida y aportar a la sociedad en que habitan. Particularmente en Loja, por varios lustros formó brillantes profesionales de todos los sectores, principalmente de las clases más desposeídas.

El fascismo verde, enemigo de la juventud ecuatoriana, bajo el pretexto de mejorar el nivel universitario, fue minando poco a poco la posibilidad de que la gente joven acceda a los cupos necesarios para estudiar, y como en toda mañosa trampa, adormitó a los dirigentes de la FEUE y FESE, haciéndoles creer que con ciertas becas lograba exigir que el nivel mejore. Realmente, si querían mejorarlo, debían reinventar la educación secundaria y llevar a nuestra juventud a un campo universitario más competitivo, porque pasado el tiempo, sólo alcanzaremos a ver a 1 o 2 generaciones truncadas en sus sueños, sin horizonte y destinados al fracaso.

A ciencia cierta, los resultados son por demás evidentes, la farsa que montó la falsa izquierda, dizque para mejorar nuestras universidades, condujo a trabajar por la privilegiada clase que supuestamente aborrecían, bajo el cuento de la meritocracia; pues, sólo quienes milagrosamente alcanzan un cupo, son una minoría, siendo la educación superior un privilegio para quienes pueden pagar entre 3000 a 5000 dólares por año de estudios en la Universidad privada. En definitiva, los tiempos vuelven gracias al falso socialismo del siglo xxi, elitizando el acceso a las universidades y truncando la vida profesional de las mayorías, por carecer de recursos económicos.

Terminado el fantoche sistema que administra el país, necesitamos un gobierno y una asamblea, que entienda que para desarrollarnos como sociedad, demandamos: inversión, mejorar la producción, crear plazas de empleo, y la única vía que existe para lograrlo, es permitir que nuestros jóvenes se profesionalicen en las Universidades, principalmente públicas. Urge: invertir en nuestra gente; exigir la ampliación de cupos de ingreso; crear carreras técnicas, tecnológicas y científicas; porque si en la parte más alta de la era del conocimiento les cerramos las puertas, truncamos sus sueños y destrozamos a los milenios y centenios; sin dejar de lado que, tendremos en poco tiempo una sociedad sin capacidad de análisis, ahondando las famosas brechas sociales, en donde: los que logran estudiar tendrán acceso al sector público, dirigirán empresas, crearán sus negocios; frente a la mayoría de quienes no logran ingresar, que: migrarán buscando empleo, a lo mucho alcanzarán trabajos de medio pelo, o serán explotados en un moderno sistema de esclavitud.

Related Posts

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com