Internacional

La violencia del narco sacude el estado de Jalisco y deja al menos 7 muertos

Compartir

(EFE).- El estado de Jalisco está viviendo una jornada de violencia extrema, con casi una treintena de narcobloqueos que han dejado al menos siete muertos, 15 heridos y numerosos destrozos, unos ataques que se han producido como respuesta a la operación para detener a un líder criminal.

Desde primeras horas de la mañana, el caos llegó a las calles de la ciudad de Guadalajara, capital del estado, y se propagó por otros puntos del estado como el turístico Puerto Vallarta, en un día festivo para los mexicanos.

Los bloqueos de calles e incendios de vehículos, comercios, bancos y gasolineras se han propagado por este estado en el que opera el Cartel Jalisco Nueva Generación (CJNG) y se lo disputan los grupos criminales del Cártel de Sinaloa y de Los Caballeros Templarios.

Según datos ofrecidos en una conferencia de prensa por el gobernador del estado ubicado en el occidente mexicano, Aristóteles Sandoval, en total se han registrado 29 bloqueos en todo el estado en 9 municipios y se suspendieron 26 rutas del transporte público. Estos han dejado hasta el momento un saldo de 7 personas muertas y 15 heridas.

Ante los hechos violentos se decidió activar el “código rojo”, explicó el gobernador, quien llamó a los ciudadanos a “conservar la calma” y hacer caso solo a las informaciones oficiales.

Esta ola de violencia, agregó, es consecuencia de la operación para detener a un líder narcotraficante en la zona, aunque no precisó más detalles acerca de la misma.

Sobre los muertos, el gobernador no puntualizó si se trata de policías o de delincuentes pero en la mañana se confirmó la muerte de un policía y de tres militares por un helicóptero que fue atacado, así como la desaparición de otros tres que viajaban en el mismo vehículo.

La Secretaría de la Defensa Nacional informó en un comunicado que tropas militares, al realizar reconocimientos aéreos, localizaron un grupo de vehículos con personas armadas, sobre la ruta Casimiro Castillo-Villa Purificación, quienes agredieron al personal militar con disparos de armas de fuego.

Los disparos impactaron al helicóptero Cougar en el que viajaban lo que ocasionó que se realizara un descenso de emergencia, tras el que fallecieron tres militares, mientras que 10 más resultaron heridos así como dos policías. Además, tres militares más están “pendientes por localizar”, apunta el documento.

Las carreteras y salidas de Guadalajara, capital de Jalisco, fueron las más afectadas con la quema de vehículos, aunque también se registraron incendios en tiendas comerciales cercanas al centro histórico de Guadalajara, así como en gasolineras e instituciones bancarias en ciudades como Puerto Vallarta, en la costa de Jalisco y Ciudad Guzmán, en la zona sur.

En el municipio de Autlán, en la región costa sur, se están registrando enfrentamientos entre miembros de la Fuerza Única, la policía de elite de Jalisco y miembros del crimen organizado, en donde murió el policía.

Los bloqueos propiciaron la movilización de agentes de la policía estatal, así como de la policía federal y del ejército mexicano, para liberar las vialidades, informaron a Efe fuentes de la Fiscalía General de Jalisco.

Y es que una ola de ataques perpetrados en las últimas semanas por el CJNG, liderado por Nemesio Oseguera Cervantes “El Mencho”, ha puesto en alerta a las fuerzas de seguridad en este estado.

El repunte de la violencia comenzó el 19 de marzo pasado, cuando gendarmes federales se enfrentaron con un grupo del CJNG en el municipio de Ocotlán, lo que dejó un saldo once muertos, entre ellos cinco agentes, tres delincuentes y tres civiles ajenos a los hechos.

Cuatro días después fue abatido Heriberto Acevedo Cárdenas, alias el Gringo y presunto operador del CJNG, una organización que se ha expandido a los estados de Michoacán y Colima y que este mes fue incluida dentro de la “lista negra” del narcotráfico internacional del Departamento del Tesoro de EE.UU.

Según la fiscalía, ese cártel también estuvo detrás de una emboscada perpetrada el 6 de abril, en la que quince policías de un grupo de elite murieron y otros cinco resultaron heridos al ser sorprendidos en una carretera por 80 hombres con armas de alto poder e instruidos con tácticas militares.

El pasado 30 de marzo, el comisionado de Seguridad en Jalisco, Alejandro Solorio, sufrió una emboscada en el municipio de Zapopan, por el que fueron detenidos 15 sospechosos.

Tras esto, el Gobierno estatal redobló la seguridad en todo el estado y puso en alerta a sus 18.000 policías estatales y municipales, entre ellos 2.000 pertenecientes a la Fuerza Única, apoyados por el Ejército y la Policía Federal.

Jalisco es un punto importante para el trasiego de materia prima para drogas sintéticas por ubicación geográfica, pues conecta al puerto de Manzanillo (Colima) con el centro y norte del país.

El CJNG surgió en 2010 como una célula del cártel del Pacífico o Sinaloa que operaba en Jalisco bajo el mando de Ignacio “Nacho” Coronel Villareal.

Con la muerte de Coronel, en 2010, la agrupación inició una cruenta disputa por el territorio con la organización La Resistencia, aliada de Los Zetas.

Related Posts

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com