Nacionales

La sustitución de importaciones no es cosa nueva

Compartir

sr.importaciones(Diario LA HORA).- Una de las políticas que está aplicando el Gobierno dentro de su determinación de cambiar la matriz productiva del país es la sustitución de importaciones. Si bien estas medidas se vienen tratando de implementar desde hace varios años, desde 2008 aproximadamente, la idea no es del todo nueva.

En los años 70 se implementó el modelo de sustitución de importaciones, impulsado por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), mismo que se replicó en el país hasta mediados de esa época.

Para la desaceleración de las importaciones se tomó previsiones para productos como las cerámicas, loa cosméticos, artículos de aseo personal, textiles, algunos cárnicos…, productos que en la actualidad tienen una serie de normativas que retoman el objetivo de aumentar la producción nacional.

Los resultados del modelo

El problema con el que se enfrentó fue principalmente un proteccionismo excesivo, a criterio de Bruno Leone, director de la Cámara de Industrias de Guayaquil.

Esto, según Leone, generó una serie de industrias precarias con poca tecnología, que, al sentirse protegidas, no tenían mayor incentivo para mejorar introduciendo nuevos conceptos tecnológicos.

Estas circunstancias no dieron lugar a un verdadero desarrollo de industrias y los consumidores terminaron adquiriendo productos con una determinada calidad con precios definidos por las industrias.

Con el paso del tiempo y el desarrollo de la tecnología, llegó el acceso a la información, que permitió que los consumidores se acerquen a productos similares, con lo que los usuarios empezaron a generar un mayor comercio en el exterior.

Los ganadores de la sustitución de esa época fueron unas pocas fábricas que lograron instalarse, de envases, de recubrimientos para pisos, laboratorios farmacéuticos… pero el mercado terminó muy focalizado.

La propuesta actual

El planteamiento del Gobierno es la llamada ‘sustitución inteligente de importaciones’. Sin embargo, para Leone no es “inteligente, sino obligada”, sobre todo por el problema de balanza comercial del país, generado por la elevada salida de divisas.

Para el empresario, es necesario crear certidumbres para que se impulsen los negocios con vías a la exportación en el país. Con lo forzoso de la medida coincide Roberto Aspiazu, director del Comité Empresarial Ecuatoriano (CEE), al asegurar que los sectores productivos no han tenido otra opción que aceptar las condiciones que se imponen para la reducción de importaciones, al tener los contenedores como “rehenes” detenidos en las aduanas.

Con el Código Orgánico de la Producción, con tres años de vigencia, ya se hablaba de esta sustitución selectiva de importaciones, haciendo referencia a los sectores priorizados (14).

Para Aspiazu, la actual sustitución planteada muestra que el Código no funcionó, porque ahora se está incluyendo a 10 de esos sectores. “¿Qué hace pensar que antes no se desarrollaron las inversiones en esos sectores y ahora sí?”, pregunta el directivo de la CEE. (ABT)

Análisis adicional

° Otro tema que se debe analizar, según los entrevistados, es la perspectiva del consumidor visto como el comprador de un producto utilizado como bien de capital. “El consumidor tiene derecho de que el producto sea de buena calidad y a un precio razonable”, dijo el director del CEE, Roberto Aspiazu, al recordar el modelo anterior, que aplicó una sobreprotección que terminó generando monopolios y oligopolios que en definitiva benefician a unos pocos por la vía de vender productos relativamente caros, que son a los únicos que tiene acceso el consumidor.

Related Posts

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com