Nacionales

La obesidad podría poner en riesgo su fertilidad

Compartir

Quito.- Con el objetivo de informar y hacer conciencia en la población mundial sobre la obesidad, el 12 de noviembre de cada año se celebra el Día Mundial de la Obesidad, fecha instituida por la OMS (Organización Mundial de la Salud). Esta patología se define cuando el IMC (índice de masa corporal, cociente entre la estatura y el peso al cuadrado de un individuo) es igual o superior a 30 kg/m². También se considera signo de obesidad un perímetro abdominal en hombres mayor o igual a 90 cm y en mujeres mayor o igual a 80 cm.

En Ecuador, según datos, del Ministerio de Salud Pública (MSP), 6 de cada 10 ecuatorianos tiene sobrepeso u obesidad. Se estima que, para el 2025, el 18% de los hombres y 21% de las mujeres en todo el mundo padecerán esta enfermedad. El sobrepeso u obesidad no solo puede causar problemas cardiovasculares, complicaciones en el metabolismo, diabetes y cáncer, sino también afectar la fertilidad.

En Ecuador, según el Doctor Francisco Barahona, ginecólogo especialista en fertilidad, las mujeres tienen más factores de riesgo cuando padecen este trastorno alimenticio, en comparación a los hombres. “La relación directa entre la obesidad y la fertilidad está en la disminución de la regulación hormonal debido al aumento de grasa en el cuerpo. Esta combinación de factores puede llevar a la infertilidad”, apunta Barahona.

Los riesgos de lograr un embarazo mientras se padece obesidad, pueden afectar a la madre y al feto. La preeclampsia, hipertensión arterial, diabetes, infecciones en las vías urinarias o parto prematuro, son algunas de las posibles consecuencias para la madre. Mientras que para el feto, entre las afectaciones más graves figura la malformación congénita, ilustra Barahona según su experiencia con pacientes en esta situación.

La obesidad también influye en el adecuado proceso de los embarazos mediante reproducción asistida. Los cambios hormonales y el metabolismo relacionados directamente con la enfermedad en las mujeres, pueden complicar el embarazo. Por ejemplo, la calidad de los ovocitos puede verse reducida y dificultar la maduración embrionaria.

La obesidad no solamente afecta a la fertilidad de la mujer. Los hombres sufren afectaciones en la calidad de hormonas necesarias para la reproducción, lo que provoca la baja producción de espermatozoides. Sin embargo, existen tratamientos para contrarrestar los efectos negativos de la obesidad principalmente en pacientes mujeres.

Según las técnicas de reproducción usadas por especialistas, existen tres opciones para combatir la obesidad y buscar un posterior embarazo. La primera, enfatiza en el cambio de estilo de vida, tomando en cuenta la alimentación sana y el ejercicio. La prescripción de fármacos es la segunda opción para perder peso de forma acelerada. La última opción es la cirugía bariátrica, donde se contempla un bypass gástrico o una manga gástrica dependiendo del peso de la paciente.

Según Francisco Barahona, es recomendable buscar el embarazo cuando la mujer mantiene su peso corporal estable y adecuado para el buen funcionamiento de su organismo. Los tratamientos de reproducción asistida, dependiendo de la edad y la reserva ovárica de la mujer, pueden garantizar un embarazo.

Especialistas en reproducción asistida del Ecuador, consideran que la mayor parte de los casos de infertilidad pueden ser tratados. No obstante, el tiempo es un factor crítico, siendo la temprana visita al experto una variable decisiva.

En ese sentido, entre los tratamientos para favorecer la postergación de la maternidad, la vitrificación de óvulos es cada vez más accesible para mujeres entre los 30 y los 41 años.

La vitrificación es una técnica complementaria de fertilidad que tiene como fin conservar los óvulos jóvenes. Para ello se hace una punción y se extraen los ovocitos seleccionando los idóneos, posteriormente se cubren en solución salina en una pajuela y se sumergen en nitrógeno líquido donde se pueden preservar por tiempo indefinido.

En Ecuador existen innumerables tratamientos de fertilidad. Sin embargo, la opción más recomendada en estos casos, por la tasa de éxito que bordea el 70%, es la FIV. En Ecuador, la colocación de óvulos donados por otra mujer tiene un costo de 6 mil dólares, la congelación de embriones dos mil quinientos, y las técnicas ICSI e IMSI, bordean los 5 mil dólares.

Francisco Barahona, recomienda a las pacientes que quieran lograr un embarazo y que padecenobesidad, seguir los tratamientos para reducir el peso corporal para que, a posterior, mediante técnicas de reproducción asistida el proceso de gestación sea exitoso.

 

Related Posts