Noticias Locales

La Navidad para los lojanos es fe y solidaridad (video)

Compartir

Novena y Posada del Niño Jesú en casa de la Familia Sanmartín Rodríguez
Video por SRRADIO

Loja.- (Diario LA HORA).- “Les pido posada/por amor a Dios/mi esposa está en cinta/somos ella y yo…”. Así corearon al unísono unas 150 personas, entre adultos y niños, la noche del 16 de diciembre junto a la puerta de ingreso al hogar de la familia Sanmartín-Rodríguez.

Los dueños de casa, presididos por doña Elsa Rodríguez Cueva, desde la parte interna de la residencia, respondieron: “… pasen caminantes/ que aquí sobra amor/”. Tras la invitación a ingresar, los fieles, guiados por el párroco de San Francisco, Padre Tomás Costa, ingresaron a la vivienda, donde les esperaban toda una familia unida, un verde jardín y cientos de lucecitas que se encendían y se apagaban. Así inició la posada, en su séptima edición.

Esa noche, todo empezó en la iglesia de San Francisco, a cuatro cuadras de distancia de la residencia de la familia Sanmartín-Rodríguez. Allí se concentraron los devotos del Niño Dios y, junto al párroco, empezaron a rezar la Novena. Después de unos minutos y en completo orden se echaron a la calle formando una procesión. Lo hicieron en busca de la posada.

Las posadas son organizadas por los sacerdotes franciscanos, de la parroquia El Sagrario. Ellos escogen el domicilio que ha de recibir al Niño Jesús. Gassia Sanmartín Rodríguez cuenta que su residencia es privilegiada por cuanto allí se cumple la primera reunión y hacia donde acuden los feligreses.

Pero la realización de las posadas no es cuestión de horas, sino que su preparación se hace hasta con 15 días de anticipación, tras el anuncio del Padre Tomás del domicilio escogido para recibir al Niño Dios. Alrededor de 10 integrantes de la familia Sanmartín-Rodríguez fueron los encargados de dejar a punto la vivienda para recibir a los feligreses que, ante todo, piden posada para el Niño.

“Nos sentimos privilegiados porque en nuestra humilde casa, que es de todos, arranquen la Novena y la posada”, dice profundamente emocionada Gassia Sanmartín Rodríguez, quien cuenta que de los preparativos para recibir a los feligreses participan todos, es decir, “desde mis sobrinos, que son niños, hasta mis hermanos y mi madre”.

La noche de la posada en honor al Niño Jesús, tras el rezo de la Novena y escuchar una conferencia impartida por el Padre Tomás Costa, la familia Sanmartín-Rodríguez ofreció a sus visitantes un café lojano, acompañado de pan y roscas. Allí se habló de todo, desde la fe y temor a Dios hasta el hondo espíritu de solidaridad que caracteriza a los habitantes de esta parte del país.

“Ese día compartimos con toda la gente que se sintió a gusto acá, cantamos villancicos, rezos, entre otros”, dice Gassia Sanmartín y acota que a la posada son “bienvenidos todos”. La cita duró hasta las 22:30, aproximadamente. Elsa Rodríguez Cueva, su madre y cabeza de la familia, coincide que fue una noche de amor y fe, al tiempo opina que el tema posadas deben volver y fortalecerse.

La solidaridad
Aparte de la fe, que caracteriza a los lojanos, también hay otra cualidad: la solidaridad. La familia Ochoa-Álvarez, desde hace 30 años, agasaja a alrededor de 1.500 personas, entre niños y adultos mayores. Lo hace en la parroquia Malacatos.

El programa correspondiente al presente año se cumplirá el domingo 28 de diciembre, desde las 09:00 hasta las 19:00 con la eucaristía a las 13:00. Primero se celebra una misa en honor al Niño Dios y luego viene la parte social. Todo ello se realiza en la residencia de la familia Ochoa-Álvarez.

La dueña de la Imagen es doña Carmelina Álvarez Acaro, de 82 años de edad, quien obsequia a sus coterráneos algunas prendas de vestir. La familia Ochoa-Álvarez, asimismo, regala a los presentes, previo un ticket, varios electrodomésticos, aparte de caramelos y juguetes. Los beneficiarios son los habitantes de Malacatos.

Al acto, que se cumple en las canchas del barrio Santanilla, a cinco minutos de Malacatos, asisten sacerdotes y también invitados especiales. La familia Ochoa-Álvarez, integrada por 11 hijos con sus respectivas esposas, hijos, nietos, que suman un total de 60, se encarga de vestir a los niños de pastorcitos, gitanos.

“Mientras Dios nos dé vida continuaremos haciendo el bien a las personas pobres. Mi madre es la más preocupada porque la gente vaya al agasajo y a la misa del Niño Dios”, manifiesta Gloria Enith Ochoa Álvarez, una de las integrantes de la familia. (JPP)

Mientras Dios nos dé vida continuaremos haciendo el bien a las personas pobres…” Gloria Ochoa Álvarez

Nos sentimos privilegiados porque en nuestra humilde casa, que es de todos, arranquen la Novena y la posada”, Gassia Sanmartín Rodríguez

Mi opinión

Lindon Sanmartín Rodríguez, comunicador social lojano
Novenas en los parques

Las novenas no solo deben realizarse en las residencias, sino trasladarse a los parques de la ciudad de Loja. Esta actividad religiosa debe ser coordinada por la Iglesia lojana y apoyada por entidades como el Municipio, el INPC, el Ministerio de Turismo, entre otros.

Related Posts

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com