Nacionales

La mayor obsesión del presidente de Ecuador es vencer a la pobreza

Compartir

sr.correaQuito.- (Andes).- El presidente de Ecuador, Rafael Correa, reiteró que una de sus obsesiones es derrotar a la pobreza, empeño que, a su criterio, debe ser el imperativo moral no solo del país sino de la región y del mundo entero.

Correa, quien este miércoles cumple siete años en sus funciones, destacó los “grandes avances” alcanzados en la disminución de la pobreza y citó cifras de la CEPAL (Comisión Económica de la ONU para América Latina) que avalan la buena gestión del país en ese ámbito.

En una entrevista con radio Pública, dijo que Ecuador ha bajado la pobreza en 15 puntos y “por primera vez en la historia, la pobreza por ingresos se encuentra en menos de dos dígitos”. Destacó también que la CEPAL ha reconocido que Ecuador es uno de los tres países de América Latina que más reduce la pobreza.

El mandatario ecuatoriano precisó que estos avances se dan no solo por el crecimiento económico sino también por la reducción de desigualdad.

Correa proyectó su visión indicando que con el nivel de producción que registra América Latina en la actualidad, sumado a una mejor distribución, se eliminaría la pobreza, pero el problema en la región –apostilló- es la mala distribución: la injusticia social.

“Para mí el imperativo moral no solo de Ecuador, de América Latina y del mundo entero, es vencer la pobreza, porque por primera vez en la historia de la humanidad, esa pobreza no se debe a insuficiencia de recursos (…) se trata de pobreza por sistemas perversos, excluyentes”, planteó.

En este contexto, recalcó que para su gobierno el mayor indicador de calidad de políticas, y de desarrollo, no es la tasa de crecimiento sino la disminución de la pobreza.

“Por supuesto que creer esto es una opción política, profundamente ideológica, creer en la justicia social, en la igualdad de derechos, en la igualdad de oportunidades: entender que la base de la democracia y de un proyecto social es una educación, de acceso gratuito, masivo y de excelente calidad”, dijo en otra parte de la entrevista.

Proyecto político

El proyecto de “revolución ciudadana”, que promueve el mandatario ecuatoriano, prioriza al ser humano por encima del capital.

Según sus postulados, la revolución ciudadana construye un proceso de cambio radical para crear lo que el régimen denomina socialismo del Buen Vivir o Sumak Kawsay: una sociedad incluyente, solidaria y justa.

El Plan Nacional del Buen Vivir, cuyos ejes son el ser humano, la vida y la naturaleza, constituye el modelo de desarrollo en el Ecuador. Su punto de partida fue la recuperación y planificación de política pública, por eso en la actualidad existe un sistema de planificación descentralizado y participativo, con objetivos nacionales, de corto y largo plazo.

Related Posts

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com