Política

La guerra Ecuador-Perú fue fraguada por transnacionales según ensayo “El Festín del petróleo”

Compartir

Quito.- (Andes).- Con nueve ediciones, la última se presentó ayer en la noche, y cuarenta años desde su primera aparición en 1973, el ensayo “El Festín del Petróleo” es la obra cumbre de Jaime Galarza y que contiene una visión lúcida sobre el destino que tuvo la extracción de este recurso en el Ecuador, en manos de transnacionales por más de tres décadas.

Su contenido provocó que Jaime Galarza fuera apresado durante dos años en el gobierno de la dictadura militar de Guillermo Rodríguez Lara, que, según el autor de la investigación, estaba dividido entre los militares que estaban de acuerdo con la indagación histórica “y la consideraban un aporte a los intereses de la nación” y “un grupo de corte fascista” quienes defendían los intereses foráneos de las corporaciones extranjeras que, a su vez, propiciaron las dictaduras en Suramérica.

La afirmación de que las guerras fratricidas en la región –la de Ecuador y Perú de 1941- fueron guerras por petróleo y otros recursos no renovables, como el gas de Bolivia, constituye el plato central del Festín del Petróleo.

De ahí que en nueve ediciones la dedicatoria siga siendo la misma, a los militares caídos en esa guerra, impuesta –lo que declina de la lectura del ensayo-  por siete empresas petroleras transnacionales, que ya hacia el final de la década de los 20 tenían trazada la usurpación de territorio al Ecuador, donde planeaban explotar petróleo.

“La reedición de este libro es un homenaje al Ecuador, pero también es un homenaje al escritor, al hombre cuya valentía permitió que el mundo conociera qué hay detrás de los ostentosos pozos petroleros regados por la tierra” expresó el canciller Ricardo Patiño durante el lanzamiento de la novena edición de la obra.

“Curiosamente me mantenían preso, pero hicieron lo que la investigación recomendaba con la Texaco, al nacionalizar el consorcio”, dijo el autor en una intervención emotiva que conmemoró lo 40 años de este libro.

Al ser indagado sobre las circunstancias actuales, diferentes al momento en el que esta investigación se publicó, dijo que “hay diferencias fundamentales, con hechos demostrativos y una reafirmación del país sobre los recursos nacionales; recuperación de áreas, supresión de contratos privilegiados como el de Oxi, EDC en el Campo Amistad del Golfo de Guayaquil. El hecho de que las transnacionales no tengan los privilegios que tenían antes demuestran que estamos en una etapa de cambios, aunque sería necesario un análisis pormenorizado”, dijo y anunció que cuenta con algunos apuntes que permiten al autor actualizar su investigación en lo que llamó “un segundo festín del petróleo”.

“El mérito que tiene el libro es presentar de un modo objetivo la historia del petróleo en una etapa de la vida internacional, es un enfoque histórico”.

Jaime Galarza fue galardonado con el Premio Nacional Eugenio Espejo en 2007 por el presidente Rafael Correa; tiene también una Mención de Honor al Mérito Cultural por el Gobierno de Pichincha; y el Galardón Batalla de Pichincha en mérito de su actividad cultural y patriótica por la misma institución, además de la presea Vicente Rocafuerte, de la Asamblea Nacional, en 2011.

Pese a que ha manifestado muchas veces su posición sobre el Protocolo de Río de Janeiro, que desmembró al Ecuador de casi la mitad de su región amazónica y de su acceso al Río Amazonas, así como de la firma de la paz con Perú en 1995, hecho que calificó como un abuso de la OEA; dijo que la firma de la paz no debe modificarse, pues “es un hecho histórico: algún día las fornteras en Suramérica se eliminarán”, concluyó.

Related Posts

Deja un comentario

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com