Blog

 Breaking News

La guerra comercial y la falta de personal frenan la economía alemana

La guerra comercial y la falta de personal frenan la economía alemana
septiembre 27
18:34 2018
Compartir

Berlín.- (EFE).- La guerra comercial iniciada por EEUU y los crecientes problemas para encontrar personal cualificado están frenando el avance de la economía alemana, apuntaron hoy los principales centros de estudios de Alemania.

El diagnóstico conjunto de otoño de los principales institutos prevé un aumento del 1,7 % del producto interior bruto (PIB) de este año, cinco décimas porcentuales menos que en su estimación de primavera. Rebaja además un décima los pronósticos para 2019, hasta el 1,9 %.

“La economía alemana pierde fuerza. La demanda exterior se ha debilitado a la vez que las empresas tienen cada vez más problemas para encontrar suficiente fuerza de trabajo”, aseguró en rueda de prensa Roland Döhrn, director de Estudios del Instituto Leibniz para la Investigación Económica (RWI).

Tras seis años de crecimiento ininterrumpido, “los riesgos para la economía alemana han aumentado”, así como el peligro de que estos lastres se prolonguen, minen el crecimiento e, incluso, si se combinan, den al trate con la expansión económica, advirtió.

El documento subraya que los principales problemas que acosan a la locomotora europea provienen del exterior, como el creciente proteccionismo, la inestabilidad de los países emergentes, la posibilidad de un “brexit” sin acuerdo y las dudas sobre la solvencia de la endeudada Italia, aunque también apunta ciertas sombras en la evolución interna.

El principal peligro -que ya ha afectado al crecimiento alemán- es el auge del proteccionismo comercial, con la imposición de aranceles de EEUU y otros países, y que afecta especialmente a economías abiertas y con un fuerte músculo exportador como Alemania.

El documento habla de una “espiral global hacia un mayor proteccionismo” iniciada por EEUU y a la que otros países están respondiendo, con China a la cabeza, y que puede tener graves consecuencias para Europa.

El sistema de comercio multilateral puede quedar “seriamente dañado” si se prolonga y agudiza esta tendencia, indica el informe conjunto.

Un “brexit” sin acuerdo también podría tener efectos sustanciales para Alemania -por su intensa imbricación con la economía británica- y restarle hasta un 1% del PIB acumulado para 2030 (en el caso de Reino Unido, la detracción será de entre el 2 y el 4 %), apunta el estudio.

Timo Wollmershäuser, del Instituto Ifo, explicó, por su parte, el “gran peligro” que supone Italia, pues a su elevado endeudamiento se suman los planes del Ejecutivo en Roma que, de implementarse como han sido anunciados, lastrarían aún más las arcas públicas.

Italia podría, a corto plazo, seguir cumpliendo con el pago de su deuda, pero la carga a largo plazo sería difícilmente sostenible y, debido a su tamaño, “el riesgo es grande” de que se desate una nueva crisis de la deuda, añadió.

La fotografía de la economía interna es en términos generales positiva, sostuvieron los expertos, pero el engranaje de la mayor economía europea está dando signos de recalentamiento, sobre todo en los mercados laboral e inmobiliario.

El “pilar fundamental” de la economía alemana, indicó Böhrn, es la demanda interna, animada por el boyante estado del mercado laboral -en máximos de población empleada y mínimos de desempleo-, las consiguientes subidas salariales y unos tipos de interés en mínimos.

Pero el mercado de trabajo está tocando techo y el déficit de personal cualificado se está convirtiendo en un problema, porque las empresas no logran cubrir las vacantes.

Los institutos prevén que la tasa de desempleo se sitúe este año en el 5,2 %, que el próximo ejercicio descienda hasta el 4,8 % y que en 2020 llegue al 4,5 %, y que la población empleada alcance en 2018 los 44,9 millones de personas, 45,3 el año que viene y 45,6 millones en 2020.

Con esta creación de empleo, las subidas de salarios y los tipos en mínimos, el mercado inmobiliario se está calentando, explicó Claus Michelsen, del Instituto Alemán para la Investigación Económica (DIW), pero sólo en “algunos segmentos” (en algunos puntos de las grandes ciudades) se percibe un “desacoplamiento de los fundamentales”, es decir, riesgo de burbuja.

La inflación permanecerá dentro de los objetivos del Banco Central Europeo (BCE), entre el 1,8 y el 2 % entre este año y 2020.

El informe prevé a su vez “claros superávits financieros del estado” para éste y los próximos dos ejercicios: este año podría lograr el máximo de los 54.000 millones, equivalente al 1,6 % del PIB.

About Author

admin

admin

Related Articles

Radio en vivo

Facebook

Multimedia – Audios

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com